El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, en una reunión de expertos europeos que analizarán los planes estratégicos en el ámbito de la investigación sanitaria, ha destacado la importancia de la inversión en políticas de Salud relacionadas con el medio ambiente y ha explicado que si se aplicaran medidas de control de la contaminación en Madrid, Bilbao y Sevilla se evitarían 3.700 muertes al año. El ministro de Sanidad ha explicado que en Barcelona, que aplica un programa de intervención de la contaminación atmosférica -que significa reducción de velocidad de los vehículos y de la generación de gases- se ha observado una disminución de patologías respiratorias e infartos de miocardio y una reducción del número de hospitalizaciones. Pero si esta ciudad consiguiera llevar su nivel de contaminación a lo que recomienda la UE, supondría una reducción de 1.200 muertes y una reducción en el coste superior a 1.000 millones de euros, según el ministro de Sanidad. Según los datos de la OMS, las acciones sanitarias medioambientales podrían salvar 18 millones de vidas anualmente en toda Europa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de