Carrefour se convertirá en la primera empresa de distribución en España en puntos de venta en ofrecer a sus clientes bolsas biodegradables como alternativa a la bolsa desechable. Con esta iniciativa -que arranca en tres centros de Barcelona y otros tres de Madrid- la compañía de distribución busca contribuir de forma activa en la reducción del impacto medioambiental, a través de la disminución de las bolsas de plástico de un solo uso y la potenciación del uso de las bolsas biodegradables y reutilizables.

Las bolsas biodegradables, realizadas con almidón de patata industrial (no comestible), se implantarán de forma progresiva en los 250 centros Carrefour desde el próximo día 5 de junio. Estas bolsas, obtenidas a partir de almidón de patata son 100 por ciento biodegradables y compostables, permiten obtener en su ciclo final, entre otros recursos, residuos biodegradables o bio-metano. Asimismo, con su uso se reducen tanto las emisiones de gases efecto invernadero, como el consumo de recursos combustibles. La estampación que incluye el nombre comercial de la marca también se realiza con componentes biodegradables.

Cada patata, diferente de la producida y comercializada para consumo, permite la fabricación de 10 bolsas biodegradables. Los clientes que deseen adquirir estas bolsas las encontrarán en la línea de cajas con un precio de coste de 0.05 euros.

Bolsas reutilizables: crecimiento anual del 74 por ciento Junto a la opción de la bolsa biodegradable, Carrefour también ofrece desde 2004 bolsas reutilizables, fabricadas con materiales reciclables como la rafia, y que suponen para el cliente otra alternativa a la bolsa de compra convencional. La compañía estima que el uso de una bolsa reutilizable evita la utilización de, al menos, 80 bolsas de plástico al año.

Carrefour, pionera en ofrecer este tipo de bolsas en sus centros, consiguió el pasado año poner en circulación más de 400.000 bolsas reutilizables, un 74 por ciento más que el año anterior y supuso la sustitución de un mínimo de seis millones de bolsas tradicionales. Además, ahora para fomentar su uso Carrefour baja su precio, de 1 euro a 0.50 €. Parte de este importe será donado a fines sociales y medioambientales. De forma paralela y para aquellos clientes que lo soliciten, Carrefour ofrecerá bolsas convencionales, si bien el espíritu de la compañía pasa por su sustitución progresiva.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de