Es un sistema alternativo de gestión de residuos de televisores y pantallas de ordenador fuera de uso capaz de trasformar estos productos, sin salida en el mercado, en un recurso para la elaboración de materiales de la construcción, principalmente en la industria cerámica valenciana. A través del programa LIFE+ la Comisión Europea financia el 47.38 % de este proyecto.

Con él se pretende mejorar la gestión de residuos urbanos mejorando la estructura de los ecoparques municipales, poniendo especial atención en la concienciación ciudadana para la mejora del rendimiento de los proceso reciclaje de los residuos generados en nuestros pueblos y ciudades.

Incluye la construcción de una planta piloto, que supondrá una inversión de 187.000 euros  y tendrá capacidad mensual  para  el tratamiento de  15.000 televisores y pantallas de ordenador fuera de uso, trasformando estos residuos electrónicos en materias primas para poder elaborar productos como: azulejos, mármoles artificiales, materiales aislantes, cementos y mobiliario urbano.

Se estima que en España se generan anualmente unas 200.000 toneladas de basura electrónica, de las cuales en 2007, se han reciclado unas 160.000 entre todos los sistemas.

En el caso de  los televisores y pantallas de ordenador, sólo en 2007 se contabilizaron  10.000 toneladas para su reciclaje, lo que supone unos 300.000 aparatos, a 30 kilos por aparato y un 6,2 por ciento de las 160.000 toneladas  de RAEES  anuales.

El programa LIFE+ es el instrumento financiero de la Unión Europea dedicado al medio ambiente, y cubre tanto los gastos operativos de la DG de Medio Ambiente como la cofinanciación de proyectos.

LIFE+ está abierto a la participación de organismos públicos o privados, agentes o instituciones establecidas en la Unión Europea, y las propuestas pueden ser nacionales o transnacionales, pero las acciones deben desarrollarse exclusivamente dentro del territorio de los 27 Estados miembros de la Unión Europea.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de