Se trata de un Plan que afecta a los ámbitos municipales de tres concejos: Gijón, Corvera y Llanera, de ahí que tenga el carácter de Plan Territorial (que por tanto debe ser aprobado por la CUOTA) y no otra figura urbanística intramunicipal.

El documento fue promovido por la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras.

La aprobación definitiva del Plan supone ordenar los espacios y usos en los que se pueden ubicar distintos tipos de residuos,  en un área más amplia que la que existe actualmente.

La decisión ha sido respaldada por todos los representantes de las Administraciones Públicas, los profesionales y expertos que integran la Comisión de Urbanismo, con el único voto en contra del Director General de Vivienda, Manuel Orviz, perteneciente al partido político Izquierda Unida-Los Verdes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de