Esta semana se presentó la asociación Retorna, que aúna  ONG ambientales, agentes sociales, sector de la recuperación, y otras instituciones para impulsar un giro radical en la gestión de los envases en España.

El sistema propuesto implica a toda la cadena, desde envasadores e importadores, comercios, consumidores y el sector industrial de la recuperación. Cada envase llevaría asociado un depósito de 25 céntimos que el consumidor entregaría al comprar el envase y le sería reembolsado íntegramente al devolverlo en cualquier punto de venta. Así se asegura el retorno, en óptimas condiciones para su reciclado, de los 18.000 millones de envases de bebidas que se integrarían en una primera fase en el SDDR.
 
Domingo Jiménez Beltrán, que fue director de la Agencia Europea de Medio Ambiente y actual coordinador de Retorna, ha insistido en la necesidad de “dar un vuelco a la política de residuos” no sólo en nuestro país sino a nivel comunitario, ya que no se ha conseguido uno de los objetivos del Sexto Programa Marco de la UE: desacoplar aumento del PIB y generación de residuos.
 
 Luis Ortiz, director del Gremio de Recuperadores de Cataluña, insistió en que este sector industrial apuesta por la implantación del SDDR, ya que la materia recuperada llega en excelentes condiciones para su reciclado en nuevos  envases, cerrando de esta forma el ciclo de la sostenibilidad. Ortiz señaló que la iniciativa propuesta  es complementaria a los actuales sistemas integrados de gestión (SIG).
 
En el ámbito jurídico, Rafel Audivert, socio del despacho de abogados Roca i Junyent , destacó que no hay, actualmente, ningún impedimento legal para la implantación de los SDDR tanto a nivel nacional como autonómico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de