Según ha confirmado el director general de Calidad Ambiental, Vicente Tejedo, "el objetivo de esta partida presupuestaria es lograr la recuperación de espacios degradados y su integración en el entorno obteniendo al fin una zona revegetada y reforestada susceptible de otros usos futuros. Se trata, por lo tanto, de una actuación medioambiental necesaria y beneficiosa para el medio ambiente".

"Al sellarse un vertedero -ha explicado- los residuos quedan controlados y aislados del medio ambiente, facilitando la vigilancia y control preceptivos y asegurándonos que no se liberan sustancias nocivas al entorno".

"Además, se recupera el espacio que estaba ocupando este vertedero ya que dentro de las actuaciones de sellado, se incluye la correspondiente integración paisajística mediante revegetación con flora autóctona, eliminando así el nocivo impacto visual que esta instalación supone", ha asegurado el director general.

Vicente Tejedo ha destacado que "el sellado de un vertedero consiste en el aislamiento de los residuos del mismo, mediante una serie de capas impermeables adecuadas, para que no entren en contacto con el medio ambiente y no produzca contaminación".

Aielo de Malferit, Elche, Elda y Nules

Entre las actuaciones que se van a desarrollar gracias a esta inversión destacan la finalización del sellado del vertedero y restauración ambiental de los municipios de Aielo de Malferit y Elche.

Además, recientemente se han iniciado los trabajos para recuperar el vertedero de inertes de la localidad de Elda que acabarán en el primer semestre del próximo año. El objetivo de esta actuación es mejorar el entorno del paraje conocido como "El Derramador" deteriorado por los residuos sólidos depositados incontroladamente a lo largo del tiempo y que se inició en el hueco consecuencia de una actividad extractiva de arcillas.

"En estos casos -ha asegurado el director general- al ser un vertedero de residuos inertes, cuyos residuos proceden en su mayoría de trabajos de construcción y demolición, no produce por si mismo lixiviados, por lo que se trata de una actuación fundamentalmente de recuperación paisajística".

Además, a lo largo del próximo año se iniciará el sellado y restauración ambiental del vertedero de residuos urbanos de Nules y se encargará la redacción de los proyectos de sellado de los vertederos de Benicarló, Cortes de Pallás u Onda, entre otros.

Respecto al sellado del vertedero de residuos urbanos de Nules está previsto la adecuación de la zona afectada, para lo que se ha diseñado un sistema de captación de lixiviados y una red para la captación del biogás y su posterior quemado mediante antorcha.

Igualmente se ha diseñado las capas de sellado del vertedero y se ha previsto el desvío y evacuación de las aguas pluviales y de escorrentía, así como la adecuación de caminos perimetrales al estado final de la zona.

La revegetación se llevará a cabo con especies seleccionadas que pertenecen a la comunidad vegetal del entorno de la actuación, con especies que tengan raíces poco profundas para evitar dañar las capas de sellado, y de crecimiento rápido.

Sellado y restauración de vertederos

El proceso de sellado de un vertedero de residuos no se basa únicamente en el cubrimiento con tierras de los residuos depositados, se trabaja en varios frentes y en diferentes fases con el fin de controlar y reducir cualquier afección ambiental negativa procedente de la instalación clausurada.

Básicamente, se realiza el sellado en cuatro etapas. Primeramente, se procede a su impermeabilización superficial con el fin de evitar que el agua de lluvia entre en contacto con los residuos depositados. A continuación, se captan los lixiviados procedentes del interior de la masa de residuos y se almacenan en una balsa en condiciones adecuadas. Además se procede a la desgasificación y quema del gas captado, y por último, a la revegetación e integración en el entorno de la instalación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de