Navarra recibe más de 350.000 euros de fondos europeos para conservar las ocho turberas de la Comunidad Foral, zonas de terreno en las que el agua se mantiene justo por debajo del nivel del suelo, aunque su influencia en el entorno es decisiva y condiciona el tipo de plantas y animales que viven en ellos.

Navarra recibe esta aportación a través del proyecto europeo Life Tremedal. Precisamente en fechas recientes, responsables de la Comisión Europea visitaron una de estas turberas, la de Belate, de 15.000 años de antigüedad, para supervisar la buena marcha del proyecto y valorar su evolución tras los trabajos realizados en el marco del programa.

La palabra tremedal se empleo en algunos lugares al referirse a turberas y otros terrenos encharcados, en los el suelo “tiembla” al caminar. Se trata de hábitats de gran valor ecológico y que poseen una estrecha relación con los habitantes de las zonas en las que están presentes, con su cultura y forma de vida, aspectos que también están incluidos en el proyecto europeo. Otro de los términos más utilizados para referirse a estos enclaves es “trampal”, en alusión a la facilidad con que las personas o el ganado pueden atascarse en ellos.

Ocho turberas en Navarra

El Gobierno de Navarra lleva diez años impulsando la realización de estudios sobre la situación de las turberas y otros hábitats relacionados. En estos planes se incluían la mayor parte de los humedales objeto ahora de estudio y restauración por parte de Life Tremedal.

En los dos últimos años se ha trabajado en los ocho enclaves incluidos en Tremedal en Navarra: Belate, Lixketa, Alkurruntz, Xuriain, Okolin, Maulitx, Arxuri y Mendaur. En todos ellos se han incluido actuaciones como estudios y muestreos de algunos de los hábitats y especies de interés; y restauración de afecciones al funcionamiento hidrológico con construcción de diques de madera para incrementar el nivel de humedad en determinadas áreas, de manera que se crean zonas para desarrollar comunidades vegetales propias de ambientes de turbera. Además se han realizado actividades para compatibilizar los usos tradicionales con la conservación de los valores de los enclaves, como acondicionamiento de los portillos y cerramientos, y arreglos de caminos.

También en el marco de Life Tremedal Navarra ha recopilado toda la información de estudios paleoambientales generada hasta ahora, y está completando también el conocimiento paleoambiental de las turberas de Belate y Arxuri, ya que los depósitos de turba representan una de las fuentes de información más importantes para estos estudios.

Proyecto Life Tremedal

El proyecto Life Tremedal es un instrumento de la Unión Europea que financia proyectos de conservación de la Naturaleza, y cuenta con un presupuesto de 2,8 millones de euros para restauración y conservación de humedales de la cornisa cantábrica. El 50% se financia con fondos comunitarios y el otro 50% corresponde a aportaciones de los socios.

Se centra en los hábitats en los que el agua es protagonista. En algunos casos es evidente, como en lagos y lagunas, mientras que en otros, como las turberas, el nivel del agua se mantiene justo por debajo del nivel del suelo, por lo que no es visible. Sin embargo, su influencia es decisiva, y condiciona el tipo de plantas y animales que puedan vivir en ellos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de