El consorcio  Bambootec diseñó una bicicleta de bambú que transforma la energía cinética generada al pedalear, en una fuente de electricidad que tiene la capacidad de recargar simultáneamente dispositivos móviles, baterías externas de smartphone y un tablero de navegación ubicado en el manillar que mide la distancia y el tiempo, además cuenta con conexión bluetooth.

La transferencia de energía es posible gracias a un convertidor, el cual se compone por un circuito que inicia en la llanta, captura la energía cinética y la transforma en eléctrica. Después pasa por el cerebro del sistema localizado debajo del asiento, cuya finalidad es regular el voltaje generado y evitar descargas, comentó Cristina Espinosa López, fundadora de Bambootec.

Al pedalear, el ciclista produce energía que se vuelve eléctrica. Sin embargo, si se hace de manera irregular ya sea por arrancones o frenados inesperados, la carga sube y baja; para solucionar ese problema se le agregó al convertidor un regulador que la administra de manera uniforme.

Además del sistema de convertidor de energía, la bicicleta tiene un cuadro (vértices y aristas) que está ensamblado con palos de bambú unidos por una resina especial. Se buscó reemplazar las partes de metal por este material natural con la finalidad de proveer al vehículo de una mayor resistencia (soporta 120 kilos), además es más ligera y se calienta menos, detalló la fundadora de Bambootec.

Una vez que el convertidor regula la carga de energía, ésta es transmitida por tres vías de alimentación, las cuales son cables con salida USB. Una está conectada a la pantalla de navegación ubicada en el manillar de la bicicleta, la cual indica el número de kilómetros recorridos y el tiempo, y ofrece la opción de establecer una conexión por bluetooth para enlazar un smartphone.

La otra conexión del convertidor de energía recarga cualquier dispositivo móvil, mientras que la tercera es de uso exclusivo de baterías externas de smartphone. Pero es importante destacar que la energía generada por la bicicleta (más de 10 voltios) alcanza para alimentar las tres vías de manera simultánea, específicó Espinosa López.

Actualmente las pruebas con la bicicleta han demostrado que la capacidad de carga de los dispositivos es de uno por ciento por minuto. Se requiere optimizar este sistema para acelerar el proceso de carga.

Por ahora, el objetivo principal del grupo integrado por Espinosa López, Alfonso Xool Moo; Luis Villar del Maso y Edson Herrera Ochoa es crear la maquinaria necesaria para escalar el producto y empezarlo a fabricar en serie; por ello participó en el Cleantech Challenge México, un concurso que impulsa el desarrollo de empresas verdes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de