Tortuga marina

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha trasladado con éxito un ejemplar adulto de tortuga marina herida gravemente en el litoral de Almería al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira (Gran Canaria). Se trata de un ejemplar de tortuga boba (Caretta caretta) de más de 50 kilos de peso, una especie incluida dentro de la categoría “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y declarada especie de interés comunitario prioritaria en la Directiva Hábitat.

El Ministerio ha contado para el traslado con la colaboración de la aerolínea comercial Air Nostrum, que de forma desinteresada ha asumido los costes derivados del transporte en avión. También con la atención clínica de los veterinarios y voluntarios de la Asociación para la Protección y Rescate de Fauna “Equinac” (entidad autorizada por el MAGRAMA para las tareas de rescate y recuperación de fauna marina en Almería) y con la dedicación del veterinario Pascual Calabuig, que ha operado a la tortuga y que se ocupará de su recuperación en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira, perteneciente al Cabildo de Gran Canaria.

Varada en el litoral muy grave y bautizada como José

Esta tortuga marina varó el pasado mes de mayo en el litoral de Almería en estado muy grave, con severas heridas abiertas en cabeza y caparazón, debido a la probable colisión con una embarcación.

Gracias a la atención clínica recibida en sus instalaciones almerienses por el equipo de “Equinac”, que bautizó a la tortuga con el nombre de José por la persona que la encontró, el animal fue estabilizado. Una vez que su vida no corrió peligro fue sometida a dos intervenciones quirúrgicas de reconstrucción de las zonas del cuerpo dañadas.

Ahora la tortuga tendrá que pasar un largo período de recuperación hasta que sus heridas cicatricen, para lo que ha sido necesario su traslado a unas nuevas instalaciones con tanques de dimensiones adecuadas y acceso directo al agua de mar, y con un equipo veterinario especializado en rehabilitación de tortugas marinas con este tipo de traumatologías, como es el caso del Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Tafira, en Gran Canaria.

Tortuga marina vulnerable y frecuente en nuestras aguas

La tortuga boba es la tortuga marina más frecuente en aguas españolas. La mayoría de los individuos que utilizan zonas de alimentación y desarrollo, zonas de descanso o corredores migratorios en nuestras aguas son juveniles y subadultos. Sin embargo, también hay algunos ejemplares adultos reproductores, como demuestran las esporádicas puestas de tortuga boba que tienen lugar desde hace unos años en el Mediterráneo español.

Esta especie de tortuga marina está incluida dentro de la categoría de “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, regulado por el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero. La catalogación de especie obliga a la adopción del correspondiente Plan de Conservación. También está declarada especie de interés comunitario prioritaria en la Directiva Hábitat.

Las principales amenazas a las que se enfrenta esta especie en aguas españolas son la captura accidental en artes de pesca, el enmallamiento en basuras marinas, la ingestión de plásticos, la colisión con embarcaciones y la contaminación marina. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de