La previsión de que esta mañana llegue a Taiwán un tifón con rachas de viento de hasta 190 kilómetros por hora y que provoque inundaciones de hasta un metro de profundidad en algunas zonas de la isla ha provocado el cierre de todos los negocios y mercados del país.

El fenómeno Fung Wong, que en chino significa fénix, se mueve en dirección noroeste a trece kilómetros por hora, lo que ha llevado a la Oficina Central de Meteorología de Taiwán a prever que llegará hoy por la mañana a la localidad de Hualien. A medida que la tormenta se aproximaba a Taiwán, el gobierno alertó a los mercados, oficinas y escuelas para que cierren sus puertas durante todo el día.

Además, los medios de transporte han interrumpido su actividad, fundamentalmente los vuelos domésticos y el servicio ferroviario, aunque los medios aseguran que aún siguen operativos los vuelos internacionales desde el aeropuerto internacional de Taoyuan.

A primera hora de hoy, las fuertes lluvias hicieron acto de presencia y está previsto que continúen a lo largo de toda la jornada. Las zonas más afectadas recibirán hasta un metro de lluvia, de acuerdo con las previsiones meteorológicas.

El Departamento de Riesgo de Tormentas Tropicales dice que Fung Wong es un tifón de categoría 2, aunque podría pasar a ser de categoría 1 en las próximas 24 horas, a medida que cruza Taiwán y se dirige a China. Una tormenta de categoría 2 es, por definición, aquella que contiene rachas de viento comprendidas entre los 154 y los 177 kilómetros por hora.

Desde Taiwán, el tifón pasará por el Estrecho de Taiwán y llegará al sur de China, a la provincia de Fujian, esta noche o el martes por la mañana. En Fujian, las autoridades han evacuado a más de 270.000 personas antes de la llegada del fenómeno meteorológico.

Los medios chinos desvelaron que algunos expertos creen que el Fung Wong podría convertirse en la tormenta más fuerte que azote el este de Asia en todo el año, con fuertes precipitaciones durante un periodo prolongado de tiempo.

Por otra parte, el tifón es el segundo en hacer acto de presencia en Taiwán en las dos últimas semanas. El 18 de julio, el tifón Kalmaegi acabó con la vida de al menos 20 personas y provocó graves inundaciones, corrimientos de tierra y l a pérdida de una gran cantidad de cultivos en el sur y el centro de la isla.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de