Los 30.000 falleros de las 150 comisiones falleras participantes en la iniciativa “Vidre a Banda” en su nueva edición, se enfrentan al desafío de superar un reto inicial de separar los envases de vidrio hasta alcanzar las 60 toneladas en las Fallas del 2015. El buen resultado alcanzado en 2014, ha llevado a la Generalitat, Ayuntamiento de Valencia y Ecovidrio, impulsores de la iniciativa a fomentar una nueva edición, que consolida la excelente respuesta y compromiso medioambiental de los falleros como elemento vertebrador de la fiesta.

El número de comisiones implicadas en la iniciativa crece este año. Con un tercio más de participantes, 150 comisiones contribuirán a separar el vidrio en sus demarcaciones. El objetivo es llenar sus contenedores iglú de envases de vidrio. Para ello contarán con la colaboración de locales de hostelería, vecinos y por supuesto de todos los ciudadanos de Valencia. Cada comisión tiene asignado un contenedor identificado con su nombre, además de disponer de un carrito personalizado para facilitar la recogida y volcado en el iglú.

Como símbolo de bienvenida a la nueva edición, de la mano de Generalitat, Ayuntamiento de Valencia y Ecovidrio, se ha celebrado un acto de arranque de campaña en el Mercado Central de Valencia. En dicho acto se ha anunciado el nuevo reto de recogida. Se ha agradecido el papel activo del colectivo fallero en el compromiso medioambiental, que de forma destacada han agradecido Carmen de Rosa, Subdirectora de Calidad Ambiental de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de Generalitat y .Maria Àngels Ramón-Llin, Concejala Delegada del Área de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Valencia.

Durante el acto y como colofón, una representación de las 150 comisiones, ha recibido la banda “Vidre a Banda 2015”, como símbolo de renovación del compromiso medioambiental. La Señorita Silvia Trujillo Pascual, actual Fallera Mayor de la Falla Malilla-Isla Cabrera del Sector Quatre Carreres. Falla a la que pertenece Estefanía López, la Fallera Mayor de Valencia 2015, ha sido la encargada de entregar las bandas. Silvia Trujillo coge en su comisión el testigo que inició la actual Fallera Mayor de Valencia, en su comisión en la edición pasada. 

El Mercado Central, en su centenario ha aportado el marco perfecto para dar por inaugurado el ejercicio “Vidre a Banda 2015”, siendo un espacio de referencia en la ciudad y símbolo de encuentro y cercanía con los ciudadanos.

Tras el éxito de la prueba piloto y la aceptación de la iniciativa por parte del mundo fallero y de la sociedad valenciana en general, el reto de “Vidre a Banda” continúa y se hace extensivo a más comisiones de Valencia, en las Fallas del 2015.

Sobre la acción “El vidre a banda”

Ecovidrio, la asociación sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los envases de vidrio depositados en los contenedores de toda España, en colaboración con la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia continúa impulsando la campaña “Vidre a Banda”, una iniciativa pionera cuyo objetivo es promover y facilitar el reciclado de los envases de vidrio durante las Fallas 2015. Una época de gran generación de este tipo de residuos en la que además, se hace más complicado el reciclado de este material, al ser desplazados los contenedores debido a la actividad propia de las fiestas.

Así, por segundo año consecutivo, la asociación sin ánimo de lucro vuelve a volcarse con Valencia, a través de una campaña que ahora involucra a 150 comisiones y, a través de estas, a los ciudadanos y establecimientos de hostelería, para fomentar el reciclado de los envases de vidrio durante las Fallas 2015. 

De esta forma, “Vidre a Banda” lanza un reto a cada una de las más de 150 comisiones falleras involucradas, con el objetivo de que cada una de ellas reciclará al menos 400 kilogramos de residuos de envases de vidrio durante las fiestas. Para lograrlo, éstas cuentan con la colaboración de los ciudadanos, comercios y establecimientos de hostelería en sus zonas de referencia, consiguiendo así implicar a todos los vecinos de su barrio para la consecución de este reto. Además, para facilitar su labor, se les proporciona un contenedor personalizado con el nombre de la falla, en el que poder depositar sus residuos para su posterior reciclado. En paralelo, los falleros también cuentan con un carrito personalizado de gran capacidad con el que podrán recoger los residuos de envases de vidrio en los diferentes establecimientos, facilitando así el transporte y volcado de los residuos en los contenedores. 

Posteriormente a la semana de Fallas se realizará un primer pesado de los contenedores asociados a las comisiones participantes. Todas aquellas que superen los 400 Kg. en el periodo, que arranca el día 13 de marzo y finaliza el día 22,  participarán en el sorteo de un incentivo para compartir con sus falleros. Una gran cesta de productos (envasados en vidrio). El compromiso de las comisiones se mantendrá durante todo el año. A partir del periodo fallero, de forma bimensual, dos comisiones tendrán la oportunidad de obtener sendas cestas por sorteo. A partir de dicho periodo, también de forma bimensual, se realizará un sorteo para todas aquellas comisiones que hayan superado el reto de 400 Kg, y adicionalmente se realizará un sorteo específico entre aquellas que además hayan superado en un 25%, la cantidad recogida en el periodo de referencia anterior.

De este modo, las comisiones falleras se convierten en eje vertebrador de sus vecindarios en el compromiso diario con la recogida del vidrio. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de