Las autoridades de California ordenaron el miércoles evacuar a los residentes de la zona litoral Big Sur, para permitir a los bomberos el uso exclusivo de los caminos en su lucha contra los incendios forestales en área de empinados terrenos.

La orden de evacuar a unos 850 residentes, los alojamientos y zonas de acampar se da después de que los incendios forestales superaron la línea de defensa de los bomberos, lo que motivó el traslado de más hombres y maquinarias al lugar, dijo Maia Carroll, portavoz del condado Monterey.

"Los bomberos necesitan mover sus equipos hasta allí", señaló Carroll. "No podemos tener a residentes bajando y equipamientos subiendo al mismo tiempo", agregó.

El incendio ha quemado más de 21.045 hectáreas desde que comenzó el 21 de junio.

Los bomberos han logrado controlar sólo un 3 por ciento del incendio, que está amenazando a cerca de 1.300 estructuras, mientras que las empinadas laderas de la región Big Sur en la costa central de California dificultan los esfuerzos por detener las llamas.

La vegetación espesa y seca, los vientos y clima cálido se suman a los problemas de los bomberos.

Cerca de 1.550 bomberos, apoyados por 69 carros de agua, ocho helicópteros, y siete aviones cisterna, combaten el incendio, que ha destruido 17 estructuras.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y el jefe de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, David Paulison, visitaron el miércoles el área de Big Sur para informarse sobre el estado del incendio, uno de los muchos que afecta al estado.

Schwarzenegger dijo que más de 19.000 bomberos y otros funcionarios han detenido un 85 por ciento de los cientos de incendios que comenzaron hace dos semanas, la mayoría debido a una serie de rayos.

"Tenemos 1.416 carros de agua que están trabajando en esos incendios y más de 100 helicópteros y aeronaves de alas fijas también están ayudando en este esfuerzo", señaló Schwarzenegger.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de