Una iniciativa puesta en marcha por la Fundación Apadrina un Árbol con la que se pretende la recuperación de esta zona devastada por el incendio ocurrido en el año 2005, que supuso una de las mayores catástrofes humanas y medioambientales acaecidas en España.

Durante el acto, Doña Sofía, Presidenta de Honor de la Fundación,  descubrió una placa conmemorativa y recorrió los diferentes espacios que componen este centro,  acompañada por D. José María Barreda Fontes, presidente de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, y D. Félix Abánades López, presidente de Fundación Apadrina un Árbol, entre otras autoridades.

2.886 hectáreas

Este centro consta de 2.886 hectáreas y alberga una serie de pabellones sostenibles dedicados a exposiciones y programas de divulgación y educación medioambiental. Asimismo, se han dedicado zonas al ocio, se han establecido rutas de senderismo y se organizan otras actividades relacionadas con el turismo rural, con las que se pretende favorecer y dinamizar, -directa o indirectamente-, la recuperación socioeconómica de la zona, generando nuevas vías de desarrollo.

Además existe un centro de fauna, un parque de ocio, un centro de investigación, y un vivero forestal. En esta última instalación se producirán plantas para la reforestación de zonas sin regeneración natural y reposición de árboles.

 Fundación Apadrina un Árbol

El Centro de Educación Ambiental comenzó a funcionar en la primavera de 2008 de manera experimental. Desde entonces más de 16.000 personas han pasado por las instalaciones de la Fundación Apadrina un Árbol. En su mayoría escolares pero también asociaciones, grupos de amigos y familias ó empresas que encuentran en la finca de Solanillos el lugar ideal para disfrutar de ocio en la naturaleza, mientras contribuyen a su regeneración a través de actividades forestales y medioambientales.

El programa de apadrinamiento de árboles desarrollado por la Fundación ha conseguido el apadrinamiento de más de 23.000 árboles, detrás de los cuales están apoyando el proyecto, personas a nivel particular y un gran número de empresas que utilizan estos árboles para realizar un regalo solidario a la vez que difunden el proyecto de la Fundación y apoyan nuestros objetivos, siendo cada vez más las personas que tienen su árbol apadrinado en la Finca de Solanillos.

Es destacable que, en una de las zonas de mayor despoblación de nuestro país, la Fundación Apadrina un Árbol ha conseguido la creación de más de 22 puestos de trabajo viendo satisfecha una de sus principales aspiraciones, el desarrollo rural, social y económico de la comarca.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de