¿Cuál sería el aspecto de una ciudad ideal? ¿Sería viable este modelo?

No es fácil crear la perfecta ciudad verde, pero podemos hacernos una visión de conjunto. Nuestro principio básico fundamental puede resumirse en "dar la primacía a las personas". Construimos ciudades para las personas, para apoyar su capacidad de acceder a una mejor calidad de vida de un modo sostenible, garantizando a la vez la inclusión social tanto a corto como a largo plazo. Debemos comprender los requisitos físicos y sociales de las personas y su necesidad de disponer de acceso al trabajo. Además, las ciudades deben contar con un sistema de movilidad bien integrado, y con la capacidad de afrontar mejor el cambio climático. Vemos ciudades que se enfrentan globalmente a dichos problemas, pero es factible implantar soluciones prácticas a estos problemas.

En cuanto a la movilidad, es preciso implantar redes de transporte bien construidas para garantizar que la ciudad sea transitable, a pie y en bicicleta. Las personas deberán estar en condiciones de desplazarse con mucha facilidad, no solo en su vecindario, sino también a distancias de entre 5 y 10 kilómetros.

Contar con espacios públicos y verdes también es esencial, ya que nos permiten conocer a otras personas y sentirnos conectados, brindándonos al mismo tiempo una sensación de libertad y de espacio más allá de nuestros hogares. Una ciudad debe disponer de una amplia variedad de espacios públicos accesibles a nivel local, como áreas de juegos infantiles para niños y familias, parques locales y zonas tranquilas que nos acerquen a la naturaleza. Las personas que tienen acceso a la naturaleza se sienten menos constreñidas en entornos urbanos.

Una ciudad debe contar también con otros tipos de espacios públicos, como las plazas, en los que las personas puedan reunirse y disfrutar de actividades comerciales o culturales. Esta diversidad de espacios en la ciudad contribuye a satisfacer las necesidades sociales de las personas. De manera similar, los edificios deben consistir en una combinación de lo antiguo y moderno, ofrecer oportunidades de alojamiento a personas encuadradas en todos los grupos de ingresos e integrar los lugares de trabajo. Todos estos lugares deben ser fácilmente accesibles mediante el transporte público con el fin de alentar a las personas a adoptar comportamientos sostenibles.

¿Cómo valora los problemas de movilidad?

Hemos desarrollado un enfoque basado en datos: lo que denominamos el "método de vida pública/espacio público". Muchas ciudades evalúan ya el rendimiento económico, el uso del transporte público, y el uso actual y futuro de los vehículos. Sin embargo, a menudo no se valoran los aspectos más sociales y culturales de la ciudad. En Gehl Architects intentan procesar estos elementos y darles visibilidad. ¿Quién hace uso de la ciudad? ¿Cómo se mueven? ¿Qué actividades públicas tienen lugar en la ciudad? ¿Quién asiste a las mismas? ¿Qué podemos hacer por aquellos colectivos que no hacen uso de la ciudad? Intentan llegar al origen de determinados patrones de comportamiento y utilizar estos conocimientos a fin de desarrollar la ciudad.

Por ejemplo, en uno de nuestros proyectos llevamos a cabo un estudio de espacio público/ vida pública para comprender por qué la New Road no lograba atraer a las personas (peatones, tiendas) a pesar de estar situada en una zona céntrica y popular de Brighton (Reino Unido). Nuestro análisis demostró que la carretera sería un enlace perfecto entre el interior de la ciudad y la universidad y la biblioteca cercanas. Propusimos abrirla al parque situado en la vecindad y la diseñamos como un paseo peatonal, pero permitiendo el paso de vehículos a velocidad reducida. La calle se convirtió rápidamente en el cuarto espacio más utilizado de la ciudad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de