Con este proyecto, WWF quiere mejorar la información existente sobre las energías renovables trasladando mensajes veraces, concisos y claros a la población.

Con el objetivo de dar a conocer las ventajas de las energías renovables para luchar contra el cambio climático, WWF presenta su proyecto “Renuévate: WWF desmonta mitos sobre las energías renovables en España", que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Estado de Cambio Climático del MARM.

La investigación comenzó con un análisis de la percepción de los ciudadanos en materia energética, a través de una serie de encuestas a ciudadanos (872) y colectivos (59). A continuación, se llevó a cabo un encuentro con agentes clave del sector energético en España: representantes de asociaciones de consumidores y usuarios, medios de comunicación y representantes de la Administración.

Gracias a estas encuestas y a las conclusiones del taller con expertos, WWF logró identificar varios mitos relacionados con las energías renovables. En concreto, sobre sus impactos ambientales, aspectos económicos y otros relativos a la viabilidad de sustituir los combustibles fósiles y la energía nuclear por energías renovables.

¿Qué mitos derriba Renuévate?

El primer mito se centra en considerar que los impactos ambientales de las energías renovables son de la misma magnitud que los procedentes de los combustibles fósiles o de la energía nuclear. WWF recuerda que este tipo de energías generan graves impactos, como vertidos, residuos y posibles siniestros, que son mucho mayores que los posibles efectos de las energías renovables. Además, estas fuentes no contaminantes presentan beneficios ambientales de lucha contra el cambio climático evitando las emisiones de CO2.

En el terreno económico, otro mito hace referencia a que las renovables son más caras y que la sociedad no se las puede permitir en tiempos de crisis. Sin embargo, mientras que el precio de los combustibles fósiles seguirá en aumento debido a su escasez y a posibles conflictos de los países de origen, los de las renovables tenderán a la baja, ya que cada vez son más competitivos y las tecnologías están más maduras. WWF insiste en que si los combustibles fósiles y la nuclear incluyeran en sus costes todos los costes sociales y ambientales derivados de su extracción y explotación, se demostraría que son mucho más caras que las renovables. También se afirma, de forma errónea, que las renovables son las culpables de la subida de la tarifa eléctrica o que están subvencionadas, pero la realidad es que si se analizan los costes ocultos de las convencionales, las renovables resultarían más económicas.

Otro mito frecuente es la creencia de que es imposible que toda la energía proceda de fuentes renovables, ya que siempre se necesitarán combustibles fósiles (gas, carbón y petróleo) y la nuclear. Lo cierto es que  la diversidad de tecnologías renovables (biomasa, eólica, geotérmica, solar, maremotriz…), los avances en las tecnologías de almacenamiento de energía, así como las interconexiones eléctricas hacen posible un futuro 100% renovable. De hecho, gracias al rápido crecimiento de las energías renovables en nuestro país, en especial, la eólica y la energía solar, su aporte a la generación de electricidad es cada vez mayor, algo que parecía una utopía hace 10 años.

El último mito desmontado por Renuévate se centra en que estas energías no garantizan el suministro eléctrico. Por el contrario, el carácter autóctono de las renovables salvaguarda la independencia energética y la seguridad de suministro. Por tanto, es imprescindible continuar con el desarrollo de las energías renovables para disminuir la dependencia energética actual de España, que es de las mayores de Europa.

WWF concluye que las renovables son sostenibles, limpias, no emiten CO2, no contaminan, son autóctonas, generan empleo, mejoran la competitividad y la innovación de las empresas, además son una energía democrática, pacífica y segura. En consecuencia, se trata de la mejor herramienta para combatir el cambio climático y promover un  modelo energético sostenible.

Por último, la organización recuerda que el desarrollo de las energías renovables en España ha sido excepcional en los últimos 10 años. No obstante, en la actualidad estas energías han sufrido un severo freno debido a cambios en el marco regulatorio y diversas campañas de desprestigio. Con este proyecto, WWF quiere reforzar las campañas de información, sensibilización y concienciación sobre los beneficios de las energías renovables para la economía española.

Mar Asunción, Responsable del Programa de Cambio Climático de WWF España, realiza una serie de peticiones para mejorar la comunicación sobre las energías renovables: “Desde WWF pedimos a la administración pública más campañas de educación, formación y sensibilización en asuntos energéticos; a los medios de comunicación, un tratamiento de los temas energéticos que incorpore aspectos sociales y ambientales; y a las compañías eléctricas, que sean más transparentes en el suministro de información sobre la procedencia de la electricidad”. Y concluye: “Las asociaciones de energías renovables deben realizar un mayor esfuerzo e inversión en comunicar los beneficios que aportan estas energías limpias a la sociedad”.

Las renovables en cifras, según WWF:

  • Ahorro de 13.551 millones de euros en importaciones de combustibles fósiles para 2020 gracias a las renovables.
  • Ahorro de 67,3 millones de toneladas de CO2 en 2020.
  • Los recursos renovables están infrautilizados: sólo se utiliza el 2,5% en la actualidad.
  • Contribuyen al PIB de España: en 2009 fue de 8.525 millones de euros.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de