El proyecto de I+D+i ha sido presentado a los premios a la Innovación Tecnológica de Expobioenergía 2010. Tal y como ha explicado David López Torres, responsable del Departamento de Biomasa de Cenit Solar, se trata de un sistema de cogeneración “al que va asociado un proceso de producción de frío, de forma que se generan tres tipos de energía: eléctrica, térmica para uso como calor y térmica para su empleo como frío”.

En estos momentos, la empresa de cosméticos donde se instalará la central de trigeneración tiene operativas dos calderas de gas natural para la producción de vapor, que es empleado en las distintas fases del proceso productivo. Así, el vapor se emplea como calor para el calentamiento del producto, para el calentamiento del agua de lavado y el agua de ósmosis y para el sistema de calefacción. Por otro lado, el proceso demanda agua fría entre 8 y 10 grados, que actualmente se produce mediante enfriadoras eléctricas.

Cogeneración que funciona con biomasa

El nuevo proyecto propone una cogeneración que funciona con biomasa. Asimismo, se van a introducir unas máquinas de absorción “para producir frío a partir de un generador que es alimentado con agua caliente”. El módulo de cogeneración dará suministro de agua caliente a un máximo de 90 grados “que parte se derivará a la fábrica para su proceso productivo y parte a las máquinas de absorción para producir el frío, que también es enviado a fábrica para su proceso productivo”. Asimismo, añade el experto, la central cuenta con otro módulo de producción de vapor.

En total el sistema de cogeneración tendrá una capacidad de 617 kilovatios, aunque López matiza que partir de 300 kilovatios eléctricos, “que supondría cerca de 2 megavatios térmicos”, se pueden implementar estas tecnologías “asociadas a un proceso que tiene una demanda térmica continua”. De hecho, “cuanto más continua sea esta demanda mejor, más rentabilidad tendrá el proyecto”.

En este sentido, subraya que el proyecto es fácilmente reproducible en cualquier empresa con una demanda térmica importante, e incluso ya hay empresas esperando a analizar su proceso productivo para estudiar la posibilidad de implantar un sistema similar. En estos proyectos “llave en mano” lo habitual es realizar un análisis energético para ver dónde y cómo se utiliza el calor y plantear el sistema más eficiente asociado a una energía renovable, que en este caso es la biomasa.

Reducciones de CO2

Al final del mes de noviembre se prevé iniciar la ejecución de la obra, que tiene un año aproximado duración. No obstante, la empresa prevé que a finales de la primavera del próximo año se instale la caldera. Una de las principales novedades del proyecto radica en que Cenit Solar será propietaria de la planta durante 20 años, tras llegar a un acuerdo para vender energía a un precio estipulado en este tiempo, ocupándose del montaje, operación y mantenimiento de planta.

Con ella, se prevé reducir las emisiones de CO2 en un 98 por ciento. Además se estima el consumo de 9.000 toneladas al año de astilla forestal. La central se localizará a 500 metros de las naves de producción de la factoría y se instalarán varios anillos de tubería con detección automática de fugas para las distintas aplicaciones: agua de lavado, agua de osmosis, agua de calefacción, agua fría de proceso, climatización y vapor.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de