Una empresa geotérmica extrae la energía del suelo para urbanizar
Una vivienda que utiliza la energía geotérmica del suelo

La empresa Geotics Innova ha obtenido la patente del geopanel que permite reducir a la mitad los costes de la instalación geotérmica y reducir su periodo de amortización a sólo 2 años.

Después de introducir la geotermia en España hace 6 años, Geotics Innova patenta un nuevo producto para hacer más eficiente y económica esta energía renovable, que permite aprovechar el calor del subsuelo para generar climatización sostenible para los edificios.

Se trata del geopanel, un nuevo sistema para intercambiar calor con el subsuelo (o colector) que abarata hasta un 50% los costes de la instalación geotérmica y lo reduce a 6.000 euros (para generar 15kw). De esta forma, también se reduce el periodo de amortización de la instalación pasando de entre los 5 y 7 años que suponen el resto colectores a apenas 2 años. Este ahorro se añade al que ya supone la geotermia una vez instalada, que alcanza el 70% en el consumo energético.

“Incorporar la geotermia en la fase de construcción para ahorrar un 50%” El geopanel es un sistema de intercambio de calor con el subsuelo (o colector) formado por una parrilla de tubos de polietileno con alta conductividad térmica, que se introducen en el subsuelo doblados en forma de U. Así pues, si el geopanel se instala durante el mismo proceso de edificación, los movimientos de tierra que suponga la construcción de la vivienda (muros, paredes exteriores, aplanado del terreno etc.) pueden aprovecharse para su instalación, de forma que no será prácticamente necesario cavar ninguna zanja adicional.

Además este producto presenta una alta versatilidad, ya que se ha diseñado para poder adaptarse a diferentes tipos terrenos, a diferencia del resto de sistemas de intercambio de calor con el subsuelo. Los colectores horizontales requieren terrenos muy extensos sin pavimentar y con poca vegetación y necesitan zanjas de apenas 1 o 2 metros de profundidad, mientras que los colectores verticales se pueden instalar en superficies menos espaciosas pero con perforaciones de 100 metros.

En cambio, el geopanel es válido para cualquier tipo de terreno y, con zanjas de unos 5 metros de profundidad, logra un rendimiento energético superior al resto de colectores. Su capacidad de adaptación es tan alta que puede instalarse incluso en pistas de tenis para evitar la congelación de la tierra batida o junto a estanques y piscinas para extraer el calor del agua. Esta gran versatilidad adquiere aún más importancia



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de