El plomo es uno de los compuestos más contaminantes de nuestro planeta y está especialmente presente en las baterias de los coches, lo que supone un importante problema medioambiental si tenemos en cuenta las miles de baterias usadas de coches que se tiran cada día en todo el mundo.

Como solución a este problema, el Intituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha elaborado un estudio en el que reciclan las baterias y las convierten en eficientes paneles solares. De hecho, una sola batería podría reciclarse en un barato panel solar con potencia para proporcionar energía a 30 hogares.

El proceso de reconversión de la batería al panel, consiste en extraer el plomo y utilizarlo como la perovskita, el mineral utilizado en los paneles solares, aunque con un aumento del 19% en su eficacia.

Como destaca el estudio del MIT, cada panel necesitaría muy poca perovskita para funcionar, con unas medidas de aproximadamente la mitad de un micrómetro de espesor, que serviría para alimentar enegéticamente decenas de casas y al mismo tiempo facilitaría el reciclaje del contaminante plomo.

Además, el mismo estudio revela que el proceso de construcción de estos nuevos paneles solares reciclados es mucho más económico que de la manera tradicional, lo que puede convencer a alguna empresa del sector a manufacturar este tipo de paneles que colaboran doblemente con el medio ambiente, al producir energía limpia y ecológica y ser a su vez fruto de un proceso de reciclaje.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de