El plan para optimizar el uso energético en 39 municipios menores de 10.000 habitantes de la provincia a lo largo del presente año supondrá una inversión de 213.604 euros, según un convenio rubricado ayer en La Merced entre los consistorios afectados, que harán frente a un 20 por ciento del total; la Diputación, con un 30 por ciento, y la Junta, que asumirá la mitad del coste.

Por ahora, este tipo de planes en otros municipios andaluces han demostrado que el ahorro energético "como mínimo, es del 20 por ciento, al pasar de tener un consumo anual de 160,5 megawatios hora por habitante y un coste de 14,75 euros por cabeza a 128,4 megavatios y 11,80 euros, y se amortizan en tres años, por lo que son todo ventajas", recordó el delegado de Innovación, Ciencia y Empresa, Andrés Luque.

Ahorro medio total

Teniendo en cuenta que la medida afectará a un total de 236.936 habitantes, ese ahorro medio anual sería de 698.961 euros y más de 7,6 millones de kilovatios por hora en el conjunto de los 39 municipios. La iniciativa incluye medidas concretas para el alumbrado público, tales como la sustitución de lámparas de vapor de mercurio por otras de vapor de sodio o la incorporación de relojes astronómicos como equipos de encendidos, mientras que para edificios municipales se propone la sustitución de lámparas y luminarias, la incorporación de paneles fotovoltaicos, calderas de biomasa y paneles solares térmicos.

Precisamente, Andrés Luque recomendó a los ayuntamientos cordobeses que para los próximos meses estén atentos a las posibilidades que proporcionará el aprovechamiento de la biomasa como combustible para calderas de equipamientos deportivos, ya que atraerá en su entorno a cierto tipo de empresas, tales como las dedicadas a la fabricación de esas calderas, con la consiguiente generación de empleo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de