Por Eva San Martín

esanmartin@ambientum.com

El equipo del centro de investigación en Nueva York afirma que “ya existe la tecnología suficiente para transformar una placa de biomasa en un barril de combustible”

En el centro de investigación de la Universidad de Cornell, en Nueva York, el equipo de científicos que dirige el profesor de biología y tecnología ambiental, Larry Walker, están convencidos de que se puede encontrar la forma de obtener biocombustibles de forma “100% sostenible”.

«En una misma instalación, podemos hacer todo lo necesario para fabricar biocombustible», afirma Walker, convencido que las instalaciones que dirige en Cornell son las primeras que integran de forma global todo el proceso de estudio de obtención de combustible a partir de residuos orgánicos. “Hay centros que cuentan con parte del proceso, o que se especializan en alguna parte del desarrollo, pero aquí lo hacemos todo”, afirma.

Tecnología

Walker está convencido que ya existe la tecnología necesaria como para obtener “con un placa de residuos en un barril de biocombustible”.

El proceso que analizan es la transformación del etanol (alcohol) que contienen los tejidos de celulosa de los vegetales de forma más eficiente en biocombustible. Aunque los medios técnicos existen, afirma Walker, ahora el reto está en mejor la eficiencia del proceso de transformación. Y sin alterar el precio final de los alimentos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de