El comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, dijo hoy que no tiene indicios de que la nueva línea eléctrica aérea entre Tordesillas y Segovia vulnere la legislación medioambiental de la Unión Europea y aseguró que las autoridades españolas han tomado las medidas necesarias para salvaguardar los espacios protegidos por la red Natura 2000.

Dimas respondió así a una pregunta escrita presentada por el eurodiputado del PP, Agustín Díaz de Mera. Díaz de Mera denunciaba que la construcción de la línea eléctrica ha producido “gran alarma social” en el municipio de La Seca (Valladolid) por el temor de que el “potente campo electromagnético” que generará afecte a la salud de sus habitantes y a los viñedos de la denominación de origen “Rueda”.

El eurodiputado del PP preguntaba al Ejecutivo comunitario si estaba informado sobre la construcción de la línea, si estimaba que el estudio de impacto realizado por Red Eléctrica estaba bien realizado, si se había garantizado adecuadamente la protección de los espacios de importancia comunitaria y si sería viable soterrar o desviar la línea a su paso por La Seca.

Dimas responde que la Comisión no tenía un conocimiento previo de estos hechos y resalta que la línea entre Tordesillas y Segovia pasa por los lugares de importancia comunitaria “Riberas del Río Duero y afluentes”, “Riberas del río Adaja y afluentes” y “Lagunas de Coca y Olmedo”.

El Ejecutivo comunitario recuerda que las autoridades españolas han realizado una evaluación de impacto en el marco de la cual se ha procedido a una consulta pública y se han considerado diversas alternativas. “La declaración de impacto ambiental señala las condiciones específicas y las medidas de protección ambiental a las que se supedita la construcción de la línea eléctrica”, apunta Dimas.

“En tales circunstancias, hay que considerar que las autoridades españolas han adoptado las medidas necesarias para proteger la red Natura 2000 y evitar su deterioro. Por lo tanto, la Comisión carece de argumentos suficientes para considerar que las acciones emprendidas hasta la fecha no son compatibles con los requisitos legales establecidos” por la normativa medioambiental de la UE, asegura el comisario de Medio Ambiente.

Sobre la cuestión del posible soterramiento de la línea, Dimas explica que “el análisis de la idoneidad de la instalación de una línea eléctrica soterrada rebasa las competencias de la Comisión”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de