Por su parte, fuentes cercanas al encuentro señalan que la reunión iba a servir para trasladar al ministro la preocupación de las comunidades autónomas acerca de la supresión de las primas a la instalación de nueva potencia de tecnología renovable.

Los gobiernos autonómicos se muestran preocupados por la situación de la fotovoltaica y, más especialmente, de la eólica, para cuya implantación hay varios concursos abiertos que podrían quedar suspendidos y que suman en conjunto una potencia de 11.000 megavatios(MW).

Estos megavatios contaban con el visto bueno de las administraciones autonómicas para su desarrollo, pero estaban pendientes de inscripción en los registros de preasignación de potencia, que acaban de quedar suspendidos.

De los concursos, resueltos la mayor parte de ellos en 2010 y 2011, destacan los de Galicia, Cantabria y Aragón, en los que se prevén el desarrollo de cerca de 2.300 megavatios (MW), 1.300 MW y 1.150 MW eólicos, respectivamente.

Aunque la reunión con las comunidades se ha aplazado, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ya  ha justificado, ante el senado, la suspensión de primas a nuevas instalaciones renovables argumentando que durante la anterior etapa de Gobierno socialista, entre 2004 y 2011, las primas a estas tecnologías aumentaron un 400%, lo que provocó un mayor coste al sistema eléctrico en un contexto de caída de la demanda y menores ingresos tarifarios.

Ante el Senado

Durante su comparecencia en el Senado, Soria aludió al "persistente" ritmo de incremento de la deuda eléctrica entre 2004 y 2011, periodo en el que la demanda eléctrica cayó un 10%, y lo hizo un 30% solo entre 2009 y 2011, lo que a su vez hizo que bajaran los ingresos del sistema eléctrico.

Pese a este descenso de ingresos, los costes del sistema eléctrico aumentaron un 140%, aseguró el ministro, antes de señalar que el real decreto ley 1/2012 de supresión de primas a las renovables tiene como objetivo "frenar" la creación de nuevo déficit de tarifa.

"Nadie dice que se frene la instalación de renovables, sino que, en un país que no tiene problema de capacidad instalada, donde la demanda no llega a la mitad, no tiene mucho sentido seguir aumentando capacidad", afirmó.

Soria aseguró además que el Gobierno está aprobando medidas en el sector energético que, "gusten o no", se aprueban "sin ceder a ningún tipo de presión". "Si desea buscar medidas que sean una cesión, debe buscar disposiciones de otro Gobierno con carácter retroactivo", aseguró en alusión al recorte a las horas con derecho a prima para las instalaciones fotovoltaicas aplicado por el anterior Ejecutivo socialista.

Apoyo claro e irreversible

El ministro calificó también de "claro e irreversible" el apoyo de su departamento a las renovables y sostuvo que la medida adoptada no es una "prohibición", sino una respuesta a un déficit tarifario de "en torno a 24.400 millones de euros".

Junto a esto, recordó que el Gobierno está preparando una norma para incentivar el autoconsumo energético en los hogares cuya aplicación se convertirá en "una solución para compensar los efectos adversos del real decreto ley 14/2010", en el que el Ejecutivo socialista limitó las horas con derecho a prima de las instalaciones fotovoltaicas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de