Soria, en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, ha recordado que ninguna empresa ha planteado fabricar un nuevo reactor en España. En este sentido, ha destacado que España cuenta con ocho reactores en funcionamiento, y que el Gobierno no se plantea contar con nueve.

Asimismo, se ha preguntado "si España se puede permitir, con tanta dependencia energética del exterior, infrautilizar una capacidad de generación energética que ya está instalada y tiene las condiciones de seguridad de acuerdo al CSN y que, además, en términos de coste, es la más barata por el largo periodo de duración que ha tenido esta inversión". A su juicio, en España "no se puede prescindir" de esto.

Por otro lado, se ha referido a la decisión del Gobierno de llevar a cabo el Almacén de Residuos Nucleares (ATC) en Villar de Cañas, que, según ha resaltado, "ya había sido totalmente planteada y solucionada por el anterior Gobierno y solo hacia falta llevarla ante el Consejo de Ministros".

En esa línea, Soria ha indicado que "hoy en día se está pagando por transportar residuos nucleares a Francia 60.000 euros cada día, con la vulnerabilidad que esto supone". Por ello, ha apuntado que el ATC era deseado por muchos municipios porque "lleva una inversión de 200 millones de euros, lleva en paralelo mucho empleo, y también un parque empresarial, y además genera riqueza".

Finalmente, ha concluido que "el día que se llevó esta decisión a Consejo de Ministros, Villar de Cañas celebró una gran fiesta porque era una alternativa a la actividad económica de paro y desempleo que allí había".

Acción de Greenpeace

En el día de ayer, activistas de Greenpeace estuvieron presentes durante el discurso del ministro Soria, y proyectaron el mensaje "I love nuclear" durante el acto de entrega de los "XXIII Premios de la Energía", del Club Español de la Energía en el Hotel Palace de Madrid.

Con esta acción Greenpeace quiere denunciar que el Ministerio de Industria defiende a las energías sucias a través de su política energética y realiza un acoso a las energías renovables sin precedentes. La organización ecologista recuerda que esta política solo responde a los intereses de las grandes compañías eléctricas y petroleras. Este hecho ha quedado demostrado en el discurso realizado por Soria, con afirmaciones como que "el descubrimiento de petróleo en Canarias es la noticia más importante de la historia energética de España". Con esta declaración el ministro expone cómo ignora las exigencias de sostenibilidad ambiental que ha de tener el sistema energético.

Además, los activistas activaron una "web alternativa" en el entorno wifi del hotel Palace en la que se especifican las demandas de Greenpeace para el Ministerio:

  • Derogar de inmediato la moratoria al desarrollo de las energías renovables.
  • Abandonar los planes de extracción de petróleo en la costa.
  • Cerrar la central nuclear de Garoña y no prolongar la vida de ninguna otra nuclear.
  • Abandonar el proyecto de construcción del cementerio nuclear centralizado.
  • Eliminar toda subvención a la quema de carbón.

Según la organización ecologista, el ministro Soria sabe que actualmente en España hay un grave exceso de capacidad instalada de generación eléctrica, pero en vez de atreverse a retirar las centrales más sucias y peligrosas (carbón y nuclear), Soria ha optado por el camino que más interesa a las grandes eléctricas: frenar las renovables, a pesar del grave perjuicio ambiental, económico y laboral que esto supone para los intereses generales de España.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de