El proyecto que se pone en marcha con este acuerdo entre Junta y ayuntamientos que alojarán la red de carga e Iberdrola, tiene como objetivo instalar un total de 40 puntos de carga, 30 en Valladolid y 10 en Palencia. El desarrollo experimental de esta red de recarga tiene como objetivo no sólo permitir la carga de las baterías de los vehículos, sino también desarrollar y ensayar soluciones en los aspectos del control inteligente de la gestión de carga y el cobro de la energía obtenida en el proceso de recarga del vehículo.
 
Con el objetivo de experimentar y detectar hábitos de los futuros consumidores, las estaciones se instalarán tanto en lugares públicos con el objetivo de mentalizar a las personas sobre la utilización del vehículo eléctrico (aproximadamente la mitad), como en empresas u otras entidades y edificios de viviendas. Con el fin de incorporar el vehículo eléctrico a los hábitos futuro de movilidad de los ciudadanos se prevé que los firmantes de este acuerdo incorporen vehículos eléctricos a sus flotas.
 
Este proyecto pretende formar parte de un área de experimentación en la que aplicar las nuevas normativas que se vayan desarrollando tanto a nivel nacional como en el ámbito de la Unión Europea.
 
El proyecto da continuidad al protocolo firmado por la Junta de Castilla y León e Iberdrola el pasado mes de junio por el cual se está dotando de puntos de recarga a 60 edificios de la Junta. Por su parte, los Ayuntamientos de Valladolid y Palencia ya están trabajando en establecer la ubicación de los respectivos puntos eléctricos de este proyecto piloto con el asesoramiento del EREN (Ente Regional de la Energía) e Iberdrola.
 
El mercado actual del vehículo eléctrico

El importe previsto para la ejecución del plan piloto es de 276.000 euros. Este dinero se aporta a través de la Estrategia de Eficiencia Energética de España (E4) y el resto es aportado por las cuatro partes: a través de la E4: 82.000 euros, el EREN: 76.000 euros, el Ayuntamiento de Palencia: 18.750 euros, el Ayuntamiento de Valladolid: 56.250  euros e Iberdrola: 43.000 euros.

En la actualidad son numerosos los vehículos eléctricos que se están comercializando (Think City, Piaggio, Microvet, Reva, Vectrix, etc.), si bien tienen un elevado precio respecto a los equivalentes vehículos convencionales, motivado por el coste de las baterías. A partir de 2011 los grandes fabricantes Renault (Twizy), Nissan (Leaf), Peugeot, Citroen, Mitsubishi lanzarán sus vehículos lo que implicará que este mercado comience a adoptar dinámica de una venta mayor y por tanto de abaratamiento de precios.

La comparativa del coste de recorrer 100 kilómetros con un vehículo eléctrico frente a un coche convencional es el siguiente: el vehículo eléctrico tiene un consumo aproximado de 15 kWh cada 100 km, a un precio de 15c/euroskWh, resulta un gasto de 2,25 euros cada 100 km. Por su parte el cálculo con un vehículo convencional con un consumo aproximado de 6 litros de gasóleo cada 100 km, a un precio de 1  euros el litro, resulta un gasto de unos 6 euros cada 100 km. El ahorro con el vehículo eléctrico es aproximadamente de 3,75 euros cada 100 km.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de