Récord mundial de altura de un aerogenerador con batería de agua

Más altura, eficiencia y potencia es lo que buscaba Max Bögl Wind AG cuando desarrolló este aerogenerador que, además, se ha levantado en un concepto totalmente nuevo de planta eólica en la que la generación con energía renovable se combina con un inédito método de almacenamiento mediante una batería de agua.

Al utilizar la base del aerogenerador como depósito de agua, la altura de la turbina aumenta 40 metros lo que permite incrementar su rendimiento energético anual de un 0,5 a 1 por ciento. Además, unas medidas altas del eje se traducen en menos turbulencias y mayor eficiencia, especialmente para zonas del interior con condiciones de viento débil.

El aerogenerador con batería de agua, que es además el más alto del mundo es parte de un parque eólico, el de Gaildorf, que consta de cuatro aerogeneradores con alturas que van desde 155 a 178 metros. Equipado con potentes generadores de 3,4 megavatios (MW) de GE, comenzará a suministrar energía limpia a la red eléctrica alemana en la primavera de 2018 y generará alrededor de 10 gigavatios hora por año.

Aerogenerador con Batería de agua 

“Los aerogeneradores de nuestra plataforma 3MW son extremadamente flexibles y están optimizados para un alto rendimiento energético. Estamos muy contentos de que nuestra solución personalizada para el GE 3.4-137 haya ayudado a lograr este récord“, dice Andreas von Bobart, director general de GE Renewable Energy Onshore Wind Deutschland.

El objetivo declarado del gobierno federal alemán es alcanzar el 50% de proporción de renovables en el mix energético. Actualmente supone el 38%. “Sin gran escala y proyectos e ideas con visión de futuro, la transición energética en Alemania no puede tener éxito. Con el aerogenerador con batería de agua, estamos convirtiendo la energía eólica en una fuente más atractiva y eficiente de energía limpia al tiempo que marcamos  nuevos récords “, comenta Josef Knitl, miembro de la Junta de Max Bögl Wind AG.

El alcalde de Gaildorf, Frank Zimmermann, añade que en la  ciudad y en toda la región, están invirtiendo en futuro “de una manera muy ambiciosa pero posible” y se enorgullece de que con esta planta la localidad se sitúe a la vanguardia de la transición energética, uno de los cambios más importantes de nuestra era.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de