EL 72% de la electricidad sería de fuentes renovables. Según la organización ecologista, se trata de una propuesta técnicamente detallada y, por lo tanto, realista y necesaria.

La presentación en sociedad de la propuesta ha tenido lugar en su sede de Madrid, por de parte de Luis González, Coordinador de la Confederación Estatal, y de Javier González, Coordinador del Área de Energía. Esta propuesta es fruto de un año de trabajo intenso a nivel estatal ya ha contado con la participación activa de expertos en todos los campos, no sólo en el energético.

Entre las características más importantes de la propuesta resalta la reducción del consumo de energía, tanto eléctrica (26%) como primaria (42,2%) y final (34,5%), con respecto a 2009, en que se enmarcaría la propuesta de “mix” eléctrico. Con esta reducción las emisiones globales alcanzarían una disminución del 45% respecto a 1990, y las del sector eléctrico un 73% respecto a 2009.

Para la organización ecologista, estas cifras muestran el enorme esfuerzo que es necesario hacer para reducir las emisiones hasta los límites aconsejados por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), y no sobrepasar los 1,5ºC de aumento de temperatura que conllevaría consecuencias catastróficas e irreversibles para el planeta.

También muestra la posibilidad de transitar de un mundo post-fosilita en este momento en el que probablemente, se está atravesando el pico del petróleo.

Un tercer aspecto que aborda es la necesidad de reducción del consumo, pues el de España universalizado requeriría tres planetas.

Otra de las características diferenciadoras del documento es su análisis de los impactos que vendrían como consecuencia de la instalación de tanta potencia renovable y el tendido eléctrico consiguiente. Estos impactos, menores en cualquier caso que los ocasionados por las fuentes de generación eléctrica convencionales, son asumidos por la organización, a veces con carácter transitorio, como necesarios para caminar hacia una cobertura de la demanda 100% renovable.

Prescindir de combustibles fósiles y energía nuclear

Dentro de la propuesta en sí, sobresale el hecho de poder prescindir en tan solo 10 años de las centrales de carbón, fuel y nucleares. El cierre de éstas últimas, quizás uno de los aspectos más significativos, es un objetivo histórico de las organizaciones ecologistas, y se ve apoyado en este caso, además, por su nula flexibilidad en el sistema eléctrico, con lo que estorbarían la entrada del volumen de renovables propuesto.

También se analiza en el documento el nuevo tendido eléctrico y sus impactos, y la necesidad de una nueva regulación del sistema eléctrico. Una nueva regulación que, en ocasiones, según los portavoces de Ecologistas en Acción, implicaría una titularidad pública de las instalaciones, lo que permitiría avanzar, junto a otras medidas, hacia un mayor control social de este bien básico.

El apoyo institucional a las energías renovables es, como era de esperar, otro de los fundamentos para alcanzar los porcentajes de cobertura propuestos. Éste apoyo tiene que ser decidido, con el objetivo de desplazar de una vez por todas las formas de generación procedentes de combustibles fósiles y nucleares, según los ecologistas.

Otra de las políticas básicas a abordar es la de precios. Es imprescindible, según los ecologistas, un sistema de tramos que garantice el consumo básico a toda la población y penalice los consumos suntuosos. Este sistema, además, debe encarecer la electricidad de los grandes consumidores industriales.

Como conclusión, ambos portavoces hicieron hincapié en que "el camino hacia un sistema eléctrico 100% renovable, en el marco de una sociedad sostenible desde todos los puntos de vista, no es una utopía. Es posible si hay voluntad política. Propuestas como ésta lo demuestran".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de