Por un lado, el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, cree una "excelente noticia" la revocación de la orden de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) por el mantenimiento de los 1.000 empleos vinculados al centro. "Es una magnífica noticia para Castilla y León, una magnífica noticia para Burgos y para las 1.000 familias que veían peligrar su trabajo", ha concluido.

Nuclenor celebra una “decisión coherente”

Nuclenor también se muestra contento y como titular de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), ha celebrado el inicio del procedimiento de revocación parcial de la orden porque considera que es una "buena noticia" que abriría a la planta atómica la puerta para continuar con sus operaciones hasta 2019.

En este sentido, fuentes de comunicación de Nuclenor han manifestado a Europa Press que se trata de una "decisión coherente" por parte del Gobierno "en la línea de la continuidad". En todo caso, han apuntado que (el inicio del procedimiento) "no es la noticia que estaban esperando", sino que están a la espera de la orden ministerial definitiva que confirme la revocación del cierre.

Industria ha acordado incoar "por razones de oportunidad" el procedimiento de revocación parcial de la Orden de cierre de la planta burgalesa emitida el 3 de julio de 2009 -que establecía que la central debería cesar sus operaciones el 6 de julio de 2013-.

Nuclenor ha confirmado que el Ministerio dirigido por José Manuel Soria les ha notificado a ellos, y a todas las partes interesadas, la decisión de iniciar la revocación, pero ha recordado que este departamento ha de cambiar la orden ministerial de forma definitiva.

Greenpeace presentará alegaciones

Greenpeace presentará alegaciones al proyecto de revocación parcial de la orden de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), en 2013, iniciado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo según el proyecto de orden ministerial de este departamento firmado por el ministro José Manuel Soria el pasado 27 de abril.

En este sentido, el grupo ecologista ha advertido de que la revocación es "una burla" a los funcionarios del Ministerio de Industria que fundamentaron el cierre de Garoña y "a los Tribunales de Justicia que lo confirmaron", según ha informado en un comunicado.

Además, Greenpeace defiende la "necesidad" de mantener el cierre definitiva de la central dada la "acumulación de problemas técnicos y de seguridad" que la empresa propietaria, Nuclenor, "no tiene previsto solucionar" y considera que la producción "es innecesaria para la seguridad de suministro eléctrico" y que "su desmantelamiento generaría muchos más puestos de trabajo que mantenerla en servicio".   

¿Reactores seguros?

El secretario de Estado de Energía, Fernando Martí, ha vaticinado que "a 30 años vista" se podrán hacer reactores nucleares "completamente seguros" en los que, a su juicio, "el precio pasará a un segundo plano".

Martí ha hecho estas declaraciones en la clausura del Seminario Internacional de gestión de la comunicación en situaciones de crisis que durante dos días se ha celebrado en la Casa de América de Madrid, organizado por la Agencia de la Energía Nuclear de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (NEA/OCDE), en colaboración con el CSN.

En su intervención, Martí ha indicado que los reguladores están viviendo "un momento único e histórico" en el que, en su opinión, hay "que dar la vuelta a la situación" y "aprender de los errores del pasado". "Nuestro reto es de aquí a 30 años", ha augurado.

"En los últimos cuatro meses hemos hecho más cambios en energía que en los anteriores dos años y estamos preparando una nueva regulación definitiva en breve; es un proceso rápido pero muy difícil que está llevando un tiempo", ha indicado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de