Las mejoras acordadas incluyen medidas para fortalecer el rendimiento energético de los edificios nuevos, acelerar la renovación del edificio hacia sistemas más eficientes energéticamente y aprovechar el enorme potencial de aumento de la eficiencia en el sector de la construcción, el mayor consumidor de energía en Europa, señala la Comisión Europea en un comunicado.

El acuerdo de ayer marca el cierre de la primera de las ocho propuestas del paquete de “Energía limpia para todos los europeos” y muestra que se está trabajando en la dirección adecuada para lograr la realización de la Unión de Energía así como que el trabajo que inició la Comisión Juncker se está entregando, señala la Comisión Europea en un comunicado. El Vicepresidente responsable de la Unión de la Energía Maroš Šefcovic dijo al respecto que “la lucha contra el cambio climático comienza en casa“, dado que más de un tercio de las emisiones de la UE son producidas por edificios.

“Al renovarlos y volverlos inteligentes, atrapamos varios pájaros de un tiro: los recibos de energía, la salud de las personas y el medio ambiente. Y como la tecnología ha borrado la distinción entre sectores, también estamos estableciendo un vínculo entre los edificios y la infraestructura de movilidad eléctrica, y ayudando a estabilizar la red eléctrica. Mantengámonos a toda marcha“, señaló.

Por su parte, el comisario de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete, indicó que como primer acuerdo sobre una propuesta del paquete “Clean Energy for All Europeans”, este es un paso en la dirección correcta. Sin embargo, declaró que “hubiera preferido ver un compromiso más ambicioso con los puntos de recarga de vehículos eléctricos para edificios no residenciales”, lo que en su opinión habría sido más coherente con los compromisos en el marco del Acuerdo de París y la estrategia europea de movilidad limpia.

En cualquier caso, se mostró satisfecho porque la nueva directiva de edificios ayudará a crear puestos de trabajo locales, ahorrar dinero a los consumidores y mejorar la calidad de vida de todos, en sus propias palabras.

Rendimiento energético de los edificios

Los logros principales del acuerdo son:

  • Crea un camino claro hacia un stock de construcción de emisiones bajas y cero en la UE para 2050 apuntalado por hojas de ruta nacionales para descarbonizar edificios.
  • Alienta el uso de tecnologías de información y comunicación (TIC) y tecnologías inteligentes para garantizar que los edificios funcionen de manera eficiente, por ejemplo, mediante la introducción de sistemas de control y automatización.
  • Apoya el despliegue de la infraestructura de movilidad eléctrica en todos los edificios (aunque en menor medida que en la propuesta de la Comisión).
  • Presenta un “indicador de inteligencia” que medirá la capacidad de los edificios para usar nuevas tecnologías y sistemas electrónicos para optimizar su funcionamiento e interactuar con la red.
  • Integra estrategias de renovación de edificios a largo plazo.
  • Moviliza financiación e inversión pública y privada.
  • Ayuda a combatir la pobreza energética y a reducir la factura energética de los hogares mediante la renovación de edificios más antiguos.

Tras este acuerdo político, el texto de la Directiva deberá ser formalmente aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo. Una vez respaldados por ambos colegisladores en los próximos meses, la Directiva sobre el rendimiento energético de los edificios actualizada se publicará en el Diario Oficial de la Unión y entrará en vigor 20 días después de su publicación. Los Estados miembros deberán transponer los nuevos elementos de la Directiva a la legislación nacional después de 18 meses.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de