El titular de la Central nuclear de Almaraz, en Cáceres, ha informado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), siguiendo el procedimiento reglamentario, que a las 2.50 de esta madrugada la instalación industrial tuvo que pararse.

¿Por qué se paralizó?

El titular ha explicado que el motivo de la parada ha sido “la pérdida de aceite” de una de las válvulas de la turbina del reactor de la Unidad II. Esto ha supuesto una bajada del 20% de su potencia. “Esta situación no es reparable con la central acoplada a la red”, ha señalado el titular. Por tanto, para reparar la avería, la instalación ha sufrido una bajada de carga “ordenada” a las 3.45 de esta madrugada.

Reestablecimiento de la actividad

Tras la intervención en la citada válvula, la central ha vuelto a reestablecer su normalidad. A las  7.15 ha comenzado el proceso de subida de carga. De esta manera, las dos unidades o reactores de la nuclear, empezaron a funcionar correctamente.

“Sin riesgos” por la avería

El titular de la central ha señalado que este suceso “no ha supuesto riesgo alguno para los trabajadores, la población o el medio ambiente”. Según podemos leer en la página web del reactor, la Central Nuclear de Almaraz suministra 16.000 millones de kilovatios hora (kWh) anuales a toda España y los terrenos de las instalaciones ocupan una extensión de unas 1.600 hectáreas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de