El titular del Ejecutivo regional afirmó que "se trata de un novedoso e innovador sistema tecnológico que, una vez esté en funcionamiento, permitirá un ahorro energético del 70 por ciento". Sus características técnicas y medioambientales lo han hecho merecedor de fondos del programa Life Plus de la Unión Europea.

Esta instalación, que surge de la colaboración de la Agencia de Gestión de la Energía de la Región de Murcia (Argem) y Hefame, tiene como objetivo la puesta en marcha de un prototipo de sistema de climatización basado en la producción de agua fría mediante una máquina de absorción que utiliza paneles solares térmicos como fuente generadora de energía.

El presidente reafirmó la apuesta del Gobierno regional por la implantación de las energías renovables, ya que, subrayó, "cumplimos los objetivos sin muchas palabras y con hechos". En este sentido, añadió que "estamos en el camino adecuado y éste es el ejemplo de la apuesta de la Región de Murcia por este tipo de energías".

Valcárcel resaltó también la importancia del impulso y la gestión eficaz de lo público "para facilitar la labor de inversiones y el desarrollo desde lo privado", y recordó otras inversiones que cuentan con el apoyo de la Comunidad, como el proyecto de instalación del parque eólico de Jumilla y la central de energía solar que se construirá en Lorca, y que será una de los mayores del mundo.

Las condiciones climatológicas de la Región han propiciado el diseño de este prototipo por parte de una empresa murciana, que ofrece una solución para la climatización de grandes naves de almacenamiento que requieran especiales condiciones de temperatura. De esta forma, se reduce el consumo de energía eléctrica, así como los costes de la factura eléctrica y las emisiones de dióxido de carbono.

Este proyecto, denominado "Medicool", generará anualmente una potencia de 2,2 megavatios (MW) de potencia para calor y 1,5 MW para frío. Según las estimaciones, la producción de frío permitirá ahorrar cerca de 800.000 kilovatios de energía al año y evitará la emisión de 186 toneladas de dióxido de carbono anuales. No obstante, si sumamos a estos datos la producción de calor para calefacción, el ahorro aumenta a 1,1 millones de kilovatios al año y 263 toneladas de CO2 menos que se dejan de emitir anualmente a la atmósfera.

Transferencia tecnológica

Con la puesta en marcha de este prototipo, cuyas obras se prolongarán hasta el verano de 2014, se abre una importante vía para el desarrollo de estudios técnicos y económicos de adaptación de esta solución a diferentes áreas y necesidades. En esta línea, Valcárcel aseguró que "desde el Gobierno regional, a través del Programa Integral de Ahorro y Eficiencia Energética, se va a impulsar la difusión y transferencia de esta tecnología para su aplicación en diversos campos".

El presidente del Ejecutivo concluyó que este proyecto, surgido de la relación público-privada entre Argem y Hefame, "está levantando una gran expectación a nivel internacional, ya que más de una veintena de países han mostrado interés en conocer los detalles y usos de la tecnología aplicada".

La aplicación de esta solución a otras naves similares podría ahorrar la emisión de más de 18.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y serviría para obtener un doble objetivo: reducir la dependencia de los combustibles fósiles en todo el país y mostrar los avances en materia de innovación e investigación energética que se desarrollan en la Región de Murcia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de