Desde abril de 2014, cuando se publicó el anterior Mapa de los Biocombustibles Sólidos de la Península Ibérica y América del Sur, se han terminado de construir nuevas fábricas de pellets con capacidades de producción muy importantes, por toda la geografía española.

Destacan, por ejemplo, la planta de Naturpellet, en Segovia, con 30.000 t/año; la riojana Ebinor, que inicia su actividad con 10.000 t/año y previsión de aumentar en breve a 20.000t/año; o la fábrica de Gesbi en Córdoba, que producirá hasta 25.000 t/año.

Es significativo también que muchas de estas nuevas instalaciones hayan decidido desde el primer momento producir otros biocombustibles, como astilla de calidad, para acceder a consumidores de energía térmica diferentes del doméstico.

La capacidad instalada ronda las 900.000 toneladas anuales, repartida entre las 50 plantas activas a día de hoy, 9 más que las recogidas en el mapa de 2014. Hemos registrado, además, 18 fábricas actualmente en construcción o proyecto, que aportarían más de 250.000 t/año extra.

La mayoría de los nuevos productores se ha decantado por obtener el certificado ENplus desde el principio y, a día de hoy, 21 empresas están fabricando pellet de calidad, 7 más que en abril de 2014.

El número de distribuidores certificados casi se ha duplicado, pasando de 6 a 11, varios de ellos también producen pellet y otros biocombustibles.

En Portugal se han duplicado los productores certificados ENplus. Si en 2014 eran 4, a fecha de marzo de 2015 son 8 fábricas certificadas. Parece que han decidido dirigirse al mercado doméstico en lugar de destinar sus pellets a la producción eléctrica en el centro y norte de Europa. De hecho, se calcula que en 2014 se importaron alrededor de 60.000 toneladas de pellet portugués para consumo doméstico en España.

En América del Sur destaca la entrada en funcionamiento de dos grandes fábricas en el norte de Argentina, una de ellas con 75.000 t/año de capacidad. En Chile está aumentando de forma consistente el consumo doméstico de pellet, por lo que es de esperar un aumento de la capacidad en los próximos años.

Más astilla

En cuanto a la astilla, han desaparecido algunos fabricantes pero se han montado nuevos centros de producción con capacidades importantes. En el mapa hemos reflejado los que garantizan la puesta en el mercado de cantidades no inferiores a 5.000 t/año; en total 29 productores, 10 más que hace un año. Dada la relativa facilidad operativa de la producción de astilla, todos los centros recogidos en el mapa podrían aumentar su rendimiento si el mercado lo demanda.

De momento la certificación de calidad de la astilla avanza con lentitud, aunque varios centros de producción de astilla instalados en el último año están implantando ya el sistema de certificación BIOmasud, por lo que se espera que en breve dos o tres productores obtengan sus certificados para este biocombustible.

Hueso certificado

Hemos considerado 8 nuevos productores de hueso de aceituna, prácticamente todos concentrados en la región olivarera de Jaén-Córdoba. Al productor certificado Biomasud en 2014, Energía Sierra Segura, en Albacete, se ha unido en 2015, Ecoloma, en Jaén. Además, en Portugal se ha certificado el primer productor de cáscara de piñón.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de