Por Sergio Villarroel

redaccion@ambientum.com

El partido ecologista llama a secundar la manifestación del 30 de mayo en Victoria-Gasteiz para pedir el cierre de la central nuclear, situada en Burgos. La protesta tendrá lugar en la plaza Virgen Blanca a las siete de la tarde.

La central nuclear Santa María de Garoña, situada en Burgos, fue inaugurada en 1970 y, en teoría, funcionará hasta 2009. Su empresa propietaria, Nuclenor, pide que la central siga abierta hasta 2019 ya que su funcionamiento es seguro y fiable.

Sin embargo, numerosas asociaciones ecologistas ya han mostrado su descontento hacia esta central. En palabras de Florent Marcellesi, portavoz de Los Verdes: “la energía nuclear suma más desventajas que ventajas. Riesgo de accidentes, gestión de los residuos radioactivos, proliferación nuclear, riesgo para la paz mundial. Por otro lado, es una energía centralizada, muy cara y que necesita un alto nivel de seguridad que ningún Estado puede asegurar".

El PSOE manifestó en estas últimas semanas que la energía nuclear no supone una prioridad para el partido y que, por tanto, el cierre de Garoña es posible. A raíz de esto, Florent Marcellesi reiteró: “queremos el cierre de Garoña ya: el PSOE tiene que cumplir su palabra”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de