Tal como se ha dado a conocer en el informe presentado por CCOO y el Instituto World Watch, España ha crecido un 52,3 por ciento, en emisiones de efecto invernadero, respecto al año base previsto en el Protocolo de Kioto (1990), que limitó ese incremento en el 15 por ciento para el año 2012.

LOS VERDES DE MADRID pedimos que el Estado, a través de sus tres niveles de la Administración, aproveche la crisis económica para llevar a cabo el cambio de modelo energético, aumentando la inversión en la producción de bienes que favorezcan la eficiencia energética, el desarrollo sostenible y, por tanto, frenando la emisión de gases de efecto invernadero.

LOS VERDES DE MADRID proponemos una serie de medidas encaminadas a contribuir a una solución para la crisis económica, cambiando el modelo económico y de producción energética. La contribución de la comunidad autónoma de Madrid, para frenar la contaminación, es de gran importancia, si tenemos en cuenta que su capital, de seguir a este ritmo, será la ciudad más contaminada de Europa en 2010. Estas medidas se centran, básicamente, en la integración de las energías renovables, tanto en los edificios, como en los transportes públicos – con el objetivo "Transporte Público = Emisiones 0" – :

1) Instalación de placas solares fotovoltaicas:

-Obligación, mediante Ley, de instalación de placas solares fotovoltaicas, conectadas a la red de distribución de energía eléctrica, en tejados de todos los edificios públicos de la Comunidad.

– Apertura de líneas de crédito blando, a largo plazo, para las comunidades de propietarios que quieran instalar placas fotovoltaicas en los tejados de sus edificios, conectadas a la red eléctrica, constituyendo una cooperativa de producción energética, y viendo válida también la línea de crédito para aquellas comunidades que quieran sustituir las placas térmicas, si las tuvieran instaladas.

– Regulación normativa que obligue a los constructores a integrar en los proyectos de construcción de edificios, la instalación de placas solares fotovoltaicas, que irían incluidas en el precio de la vivienda, en forma de participación en la futura cooperativa.

– Inversión en Investigación sobre la integración arquitectónica de las placas solares, adaptándolas, estructuralmente y también estéticamente, a los edificios, sin perder su eficiencia.

2) Sustitución paulatina – según vayan acabando su ciclo de uso – de las luminarias públicas, sustituyendo las actuales por aquellas basadas en leds: tecnología que puede llegar hasta un 85 por ciento de ahorro de energía, con una duración de las lámparas de hasta 150.000 horas.

3) Transporte eficiente:

– Sustituir los autobuses basados en el consumo de combustibles fósiles por los propulsados por hidrógeno o electricidad.

– Exigir que las nuevas licencias de taxis se concedan, únicamente, si se van a utilizar vehículos con propulsión híbrida o eléctrica.

– Realizar un estudio que contemple la posibilidad de construir una central de energía renovable en la Comunidad de Madrid, que abastezca la electricidad necesaria para el funcionamiento del Metro y los trenes de Cercanías.

LOS VERDES DE MADRID creemos que, con estas medidas, se potenciaría la orientación hacia un cambio en el modelo energético, en el que la producción estaría más descentralizada, y se crearían miles de puestos de trabajo estables por las características del proceso productivo de las energías renovables, reduciendo considerablemente las emisiones de gases con efecto invernadero.

Análisis de una crisis, que no se soluciona con la devolución de 400 euros

La crisis de la construcción, está suponiendo un aumento del paro, y una disminución del consumo de las familias, que están reajustando su gasto a la nueva situación económica.

Más allá del cierre de empresas vinculadas al sector inmobiliario, la crisis se está empezando a sentir en otros ámbitos económicos, como el sector servicios y la producción de bienes de consumo.

En esta situación, la intervención del Estado no debe ir encaminada a inyectar dinero, sin más, en el sistema económico, con un aumento de las pensiones o rebaja de los impuestos sobre los ciudadanos y las empresas – como la devolución de los 400 euros -, sino que se debe producir una política de inversiones públicas, que tienda a modificar el tradicional y vulnerable modelo económico español, basado en el turismo y el sector de la construcción, que tira del resto de la economía.

LOS VERDES DE MADRID creemos que es el momento oportuno para que se potencie la industria productiva de energía renovable y la relacionada con la eficiencia energética, con el fin de reducir la emisión de gases con efecto invernadero.

Más del 80 por ciento de la energía que se produce en Europa proviene de los combustibles fósiles o de la fisión nuclear, y la producción está centralizada y controlada por grandes compañías, que no cesan de incrementar su poder y su capacidad de influencia en las decisiones políticas.

Sin embargo, Sven Teske, experto en energía de Geenpeace, afirmó en el año 2005 que, en el plazo de cinco años, era posible crear hasta 700.000 puestos de trabajo en España, para el año 2010, si se producía un cambio hacia la producción de energía renovable.

España podría liderar en Europa el tránsito hacia un desarrollo sostenible, basado en las energías renovables, por sus condiciones climáticas y geográficas. A entender de LOS VEDRE DE MADRID, solamente hay que tener voluntad política para ello.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de