La Entidad del Transporte del Área Metropolitana de Barcelona (EMT-AMB), responsable del proyecto, está plantando las paradas solares en los 18 municipios del área metropolitana. “Se trata de una instalación modular que incorpora funcionalidades superiores respecto del palo de parada de autobús convencional”; señala un portavoz de EMT. El coste del proyecto asciende a 550.000 euros.

Información fotovoltaica

”La parada solar (PSI) es un sistema innovador y sostenible de paneles de información al usuario de los transportes públicos, que funciona íntegramente con energía solar. La PSI aumenta la calidad del servicio ya que el usuario, al llegar a la parada está informado del tiempo que falta para la llegada de los autobuses”.

La información de los informativos solares se actualiza cada 30 segundos. Y sin cortes debidos a posibles fallos en la red general. “Al funcionar con energía solar, las paradas son autónomas con respecto a la red eléctrica, ya que se abastecen energéticamente mediante una placa solar fotovoltaica, con suficiente autonomía y mínimo consumo”.

El desarrollo de  la parada solar lo ha realizado EMT con la colaboración de la empresa catalana CAPMAR, especializada en la fabricación de mobiliario urbano, y el Instituto Europeo di Design de Barcelona. CAPMAR.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de