Imagen: Zapatero, con el ministro de Fomento,  la presidenta de la Comunidad, y el alcalde de Madrid
el sábado en la nueva estación de Cercanías de Sol. /MONCLOA

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, confirmará esta tarde el probable cierre de la central más antigua de España

Por Eva San Martín
esanmartin@ambientum.com

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha confirmado esta mañana en Radio Nacional que el “sólo” seguirán abiertas las centrales nucleares españolas que “sean necesarias” para el abastecimiento de energía. Y este no es el caso, ha remarcado, de la central de Garoña, en Burgos. “Garoña no representa una fuente de energía imprescindible en nuestro país, ya que sólo genera el 1% de la energía”, ha remarcado el presidente, quien ha recordado que “sólo las exportaciones” de energía hacia el terceros países representan “tres veces más energía” que lo que produce Garoña.

”Sólo hay una central en el mundo más antigua que Garoña [que está a punto de cumplir 40 años], en Inglaterra, pero también está en proceso de cierre”, indicó Zapatero, quien señaló que “aunque es verdad que hay cierta tendencia” en otros países a prolongar la vida útil de ciertos reactores, “ya son 67” las nucleares que se han cerrado “con menos de 40 años”.

Sociedad polarizada

En mitad de una fuerte polarización social, con una opinión pública claramente dividida entre los partidarios de los reactores, encabezados por los empresarios agrupados en el Foro Nuclear, y los cerca de 600 trabajadores que emplea Garoña; y los grupos ecologistas y los partidarios de las renovables por otro lado, será el ministro Miguel Sebastián el encargado de comunicar públicamente esta tarde el futuro definitivo de la central. “Lo hará informando antes a las empresas y trabajadores de la central”, afirmó Zapatero.

Plan de empleo

En la comparecencia, prevista para las seis de esta tarde,  el ministro de Industria anunciará, previsiblemente un plan de empleo para la comarca, que proteja a los empleados.

“La central más antigua de España [en referencia a Garoña], produce entre cuatro y cinco veces más residuos de baja y media reactividad que el resto de las centrales”, insistió Zapatero, quien apuntó el camino para el futuro energético del país: el liderazgo de las energías renovables. “Éste va a ser junto con la biotecnología de la salud el motor que va a tirar de la economía mundial”, sentenció.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de