Este es la primera planta que se construye y tiene previsto iniciar su funcionamiento a nivel mundial. Existe otra planta de captura de CO2 con la misma tecnología en Buggenum, Holanda, que cuenta con seis meses de retraso.

Inicio de la actividad

Entre febreo y marzo se realizarán las pruebas pre-operacionales de los componentes de toda la planta. Una vez lista, la planta comenzará a operar a partir de marzo.

Un equipo de titulados superiores contratados por la Universidad de Castilla-La Mancha, se encargará de realizar los trabajos de prueba durante un año para ver los datos reales de la operación de esta planta.

Estado de las obras

La planta se encuentra en la segunda fase de construcción. Esta fase consiste en la conversión de monóxido de carbono a dióxido de carbono con la instalación de nueve equipos y 2.000 metros de tuberías. Las tuberías se encuentran conectadas con una planta de gasificación integral de ciclo combinado.

La instalación tratará productos de gasificación del carbón o del coque del petróleo. El CO2 obtenido, de gran pureza, se almacenará en formaciones geológicas, o como pilas de combustible.

Con 19 millones de euros de presupuesto, se quiere demostrar que mediante la gasificación del carbón en ciclo combinado se puede transformar el gas en CO2 más hidrógeno, para afrontar después la captura del dióxido de carbono y a la vez producir hidrógeno como fuente energética para su uso.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de