En la pasada Exposición Universal de Zaragoza se presentó una máquina capaz de producir frío mediante calor (frío solar) aprovechando la energía solar producida en exceso por los paneles solares en verano, para convertirla en frío. Estos “conversores” ya se pueden utilizar.

¿Qué es el frío solar?

Este sistema se basa en aprovechar el calor del sol para conseguir frío. Consiste básicamente en transformar la energía solar para climatizar en verano, obteniendo agua caliente sanitaria durante todo el año y reforzando la calefacción en invierno. Este sistema garantiza un ahorro de hasta un 70% ya que, por un lado, se utiliza una fuente de energía renovable, y por otro, se reduce el consumo de electricidad.

Diferencia con las convencionales

A diferencia de las máquinas de absorción para aire acondicionado y refrigeración, en estas nuevas máquinas de adsorción en lugar de un absorbente líquido, se utiliza uno sólido.

Ventajas

Los sistemas de refrigeración solar tienen la gran ventaja de que se utilizan cuando coinciden los niveles máximos de demanda y de producción, ya que las necesidades de climatización de un edificio se producen en la época de más radiación solar.

Se evitan los problemas de dispersión energética que las instalaciones de energía solar térmica tienen en verano, evitando el sobrecalentamiento de paneles y, por lo tanto, los disipadores de calor.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de