El Consejero, que ha comparecido a petición propia en la Comisión de Industria de la Asamblea de Extremadura para explicar el nuevo Decreto sobre energía eólica, ha señalado la importancia de este dato que supera ampliamente los objetivos de la Unión Europea para el año 2020, fijados en el 40 por ciento del consumo eléctrico, así como las propias previsiones del Ejecutivo regional.

En este sentido, Navarro ha indicado que en la tecnología solar era "previsible" que Extremadura alcanzará una cifra importante de producción, dado el potencial que posee la región para este tipo de energía, mientras que en otras, como la eólica, las posibilidades son "más escasas".

23 parques eólicos en la región

No obstante, ha expresado su confianza en que los 23 parques eólicos aprobados en la región puedan inscribirse en el próximo registro de preasignación del Ministerio de Industria y entren en servicio a partir de 2013.

En cuanto al nuevo Decreto de energía eólica, que entrará en vigor el 1 de octubre, el consejero ha manifestado que en esencia no se producen grandes cambios en lo fundamental, como son los beneficios sociales adicionales de los parques eólicos, que se seguirán manteniendo.

Si bien, se establece una alternativa a la exigencia de creación de tres empleos por megavatio instalado, que recoge el actual Decreto, y a la que las dos partes, promotores y ayuntamientos, podrán acogerse de manera voluntaria, en virtud de la cual los ayuntamientos podrían gestionar el 8 por ciento de la facturación anual de la planta, en un plazo mínimo de 25 años, y con destino al desarrollo de actividades generadoras de empleo.

El 70 por ciento de esa aportación la recibiría directamente el ayuntamiento donde se instale el parque eólico, mientras que el 30 por ciento restante lo recibiría la mancomunidad.

Se elimina el concepto de solicitudes de autorización

Asimismo, el nuevo Decreto elimina el concepto de convocatoria de solicitudes de autorización, para reducir los plazos y facilitar un desarrollo continuado de la energía eólica, lo que permitirá, por tanto, que las personas físicas o jurídicas interesadas en la instalación de un parque eólico soliciten la autorización del mismo en cualquier momento.

También se mantiene, aunque reduciendo en un 10% su superficie total, la figura de las zonas geográficas excluidas, en las que, por sus valores ambientales, no resulta adecuada la instalación de parques eólicos.

 
En su intervención en la comisión, el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente ha señalado la importancia de que el Ministerio de Industria apruebe cuanto antes la nueva regulación de la energía eólica, y así lo ha hecho saber al Gobierno central. Ello permitiría que los 23 parques aprobados en la región pudieran inscribirse en el Registro de Preasignación.

A finales de año, según ha comunicado, Extremadura contará con 435 megavatios de energía fotovoltaica conectados a la red, otros 300 megavatios de energía termosolar y una planta de biomasa funcionando.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de