La resolución, publicada en el BOE de este lunes, prácticamente solo excluye de esta disponibilidad a las centrales del régimen especial, entre las que se incluyen las renovables, y las que ya habían notificado previamente su inoperatividad.

Industria también ordena en la resolución la disponibilidad de todas las instalaciones de transporte y distribución, así como la reposición de las redes de transporte que estén previamente fuera de servicio por trabajos de distinta índole.

También deberán funcionar a pleno rendimiento los centros de control de las empresas generadoras para garantizar la correcta interacción con el operador del sistema, Red Eléctrica de España (REE).

Los programas de paradas de las distintas empresas afectan en la actualidad a grupos térmicos con una potencia conjunta de 3.725 megavatios (MW), entre los que se incluyen casi 1.000 MW tanto de la planta nuclear de Ascó como de la de Almaraz.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de