El titular de la central nuclear Cofrentes (Valencia) comunicó ayer al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), siguiendo el procedimiento reglamentario, un suceso notificable consistente en la parada no programada del reactor, registrada a las 10.50 horas, según informó la central en un comunicado.

Este hecho se produjo por la actuación del sistema de protección del reactor, "debido a la señal de alto flujo neutrónico provocada por alta presión en el reactor". La central, que indicó que está analizando las posibles causas que motivaron la alta presión, señaló que todos los sistemas "actuaron según lo previsto".

El suceso no supuso riesgo para los trabajadores, la población o el medio ambiente, y clasificó preliminarmente como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de