El proyecto Nivalis Smart Solar City nace dentro del contexto de la actual problemática de contaminación y polución ambiental. Erick Maass, encargado de presentar el proyecto en Green Cities 2018 ha reiterado la necesidad de una transformación ofreciendo datos como los publicados por la revista británica The Lancet, que afirma que “el 16% de las muertes se producen por la contaminación urbana”.

Nivalis estará situada entre los municipios de Gójar y Dílar, en la confluencia de tres ejes tractores: Granada y la Alhambra, Sierra Nevada y el Mediterráneo andaluz. El autor del Master Plan del proyecto es el arquitecto Richard Rogers, que contará con la colaboración, en la estructura conceptual y programática del proyecto, con el equipo de arquitectura y urbanismo U·rb atelier y el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER).

Siendo el objetivo del proyecto no generar emisiones de CO2 a la atmósfera, Erick Maass, representante de U·rb atelier, ha comparado el proyecto Nivalis con uno convencional, asegurando que este último “emitiría a la atmósfera alrededor de 13.000 toneladas de CO2 al año para cubrir servicios básicos de los edificios residenciales y terciarios, movilidad y alumbrado público”.

Por parte de CENER, María Fernández, ingeniera jefa de proyectos del departamento de Energética Edificatoria, se centró en explicar los aspectos técnicos. “Este proyecto es un gran reto porque el objetivo es conseguir neutralizar todas las emisiones de CO2 a la atmósfera gracias a un modelo de gestión y explotación de energías renovables”.

Uno de los grandes retos que deberá afrontar el proyecto es cómo cubrir la totalidad de la demanda energética de Nivalis con energías renovables. Tras un estudio de la zona de construcción por parte de CENER, se ha llegado a la conclusión de que el recurso solar es primordial y que la tecnología fotovoltaica será prioritaria, complementándose con la geotérmica para conseguir el superávit energético.

Para ello, las cubiertas de los edificios y otras superficies para la instalación de tecnología fotovoltaica serán aprovechadas por Nivalis con el objetivo de generar suficiente electricidad para garantizar los servicios de calefacción, refrigeración, ACS, iluminación, equipamiento y movilidad eléctrica, de manera que se favorezca el autoconsumo e inyectando el excedente energético instantáneo en la red para su compensación estacional. Todo ello permitirá el objetivo de la primera ciudad solar de España de no generar emisiones de CO2 a la atmósfera.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de