Diario Oficial de Extremadura ha publicado la orden de convocatoria de las ayudas destinadas a incentivar la utilización de biocombustibles (leña de quercíneas) para el proceso de secado tradicional del pimentón de La Vera, dotada para el 2009/2010 con un montante de 382.000 euros.

Los beneficiarios serán personas físicas, jurídicas y comunidades de bienes que lleven a cabo el secado del pimiento para pimentón a la manera tradicional, empleando leña de quercíneas en secaderos identificados que sean explotados por los propios beneficiarios de las ayudas y que estén situados en alguno de los municipios de la comarca de La Vera. Por tanto, están obligados a ser titulares de explotaciones agrarias que cultiven pimiento para pimentón y tener las explotaciones inscritas en el Registro de Explotaciones Agrarias en Extremadura.

Los interesados en solicitar estas ayudas podrán hacerlo durante los próximos dos meses.

El propósito del Gobierno autonómico es fomentar la producción agraria sostenible a través del uso de biocombustibles, respetuosos con el medioambiente, para el secado del pimentón, a la vez que contribuir al mantenimiento de una tradición que da renombre a este producto de la comarca de La Vera. De esta manera, se aprovecha la leña de quercíneas para el secado del pimentón, que supone un manejo sostenible del ecosistema de la dehesa extremeña.

El pimentón que se produce en la comarca de La Vera es un sello de identidad de Extremadura, reconocido tanto en España como en el resto de mercados a los que se exporta, porque su tradicional secado al humo es originario y exclusivo de la comarca que le da nombre. El microclima de La Vera, con una pluviometría muy superior a la media de la región, favorece el proceso de secado del pimiento con humo de leña para la obtención del pimentón. Sin embargo, esta transformación tradicional encarece el producto porque la leña de encinas y robles tiene un menor rendimiento que el que se obtiene en el secado industrial, y además, exige de gran cantidad de mano de obra, al ser un procedimiento lento y artesanal.

Con estas ayudas la Junta de Extremadura también fomenta el mantenimiento de los jornales necesarios para el proceso de secado, que realizan agricultores de la propia comarca, lo que supone, por tanto, una de sus principales bases económicas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de