Además, señala que también juegan un papel importante los valores corporativos de la propia pyme y la mejora de la imagen de la empresa. Una proporción relativamente alta también menciona la creación de una ventaja competitiva y la oportunidad de negocio.

Por otra parte, el estudio señala el tipo de actividad que desarrollan las empresas europeas en el mercado de productos verdes. El 52% de las pymes se dedica a la comercialización de productos y servicios con características ambientales. Dentro de este tipo de productos, la Comisión Europea engloba a aquellos certificados con etiqueta ecológica, a productos ecodiseñados, a productos que cuenten con un alto porcentaje de componentes reciclados o a productos procedentes de producción ecológica. Según la Comisión Europea, los productos y servicios ecológicos son aquellos que han sido creados con el objetivo de reducir el riesgo ambiental asociado, reducir al mínimo la contaminación derivada de su producción, así como el uso de recursos durante la fase de fabricación y utilización.

Otras áreas de actividad verde de las pymes son los materiales reciclados (un 27% de las empresas), las energías renovables y la gestión de residuos sólidos (con un 20%, cada una). Un 14% de la actividad verde corresponde a consultoras especializadas en temas medioambientales, que brindan asesoramiento experto a otras empresas o administración pública.

En cuanto a los sectores de actividad, el más verde y en el que cual se concentra el 25% de las pymes es el sector de alimentación y bebidas. En segundo lugar, se encuentra el sector de equipamiento electrónico y mecánico con un 23% de las empresas, seguido de cerca por mobiliario, madera y papel, que concentra al 20% de las pymes verdes europeas. Otros sectores con gran concentración de empresas ecológicas, son la construcción y el sector textil, con un 18% y un 7%, respectivamente.

Oportunidad en mercados internacionales

Para las pymes de la UE, los mercados verdes siguen siendo principalmente nacionales. Por el momento, la gran mayoría (un 87%) vende sus productos o servicios ecológicos en su propio mercado nacional. Más de una cuarta parte (29%) intenta aprovechar las oportunidades del mercado europeo, comercializando su producto/servicio verde en los países de la Unión. Por el contrario, en los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China), que representarán alrededor del 60% del PIB mundial en el año 2030, muy pocas pymes europeas ofrecen su catálogo de productos o servicios verdes (en Asia y el Pacífico Sur un 3 %, y apenas un 2% en Latinoamérica), lo que supone una oportunidad aún por explotar por parte de estas empresas.

Pymes para un desarrollo sostenible

Con 23 millones de pequeñas y medianas empresas, que representan el 99% de todos los negocios de la UE, las pymes constituyen la columna vertebral de la economía europea. Contribuyen aproximadamente al 64% de la contaminación industrial en Europa y, por tanto, su implicación en acciones de mejora ambiental es esencial para la consecución de los objetivos de Europa 2020, la estrategia de la UE para el crecimiento inteligente y sostenible.

Según el estudio, las pymes se encuentran algunos hándicaps para entrar en los mercados verdes. Se señala, principalmente, la falta de experiencia y los largos procedimientos de aprobación de nuevos productos.

A pesar de ello, prácticamente la totalidad de las mismas (un 93%) está tomando en estos momentos algún tipo de acción para hacer un uso más eficiente de sus recursos: ahorrar energía (64%), reducir al mínimo los residuos (62%) o aumentar el reciclaje (61%).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de