El pasado 30 de abril de 2009 Calor Verde Europa, logró configurar el sistema de calefacción más ecológico del mercado que imita el proceso del sol al calentar la tierra.

Esto se ha conseguido gracias al uso de la tecnología más avanzada para purificar el aire, que tiene su base en las propiedades del Ión Negativo.

Los iones negativos se adhieren a las materias ajenas al aire limpio, transformando el recinto en el que está instalada la placa de Calor Verde, en un ambiente natural y saludable, eliminando efectiva y totalmente bacterias, polen, polvo, ácaros, moho, olores, etc. Además, gracias al efecto de la Nano Plata y aunque la placa de calefacción no esté encendida, es posible mantener su eficacia antibacteriana y su efecto desodorante.

Además los iones negativos influyen en nuestro organismo principalmente a través de la respiración, los cuales permiten una mayor absorción de oxígeno y que respiremos un aire más puro al limpiar la polución y polvo, es decir, mejoran la calidad del aire y el bienestar de los usuarios.

Por otra parte, el uso de Calor Verde no es únicamente favorable para la salud física, sino también para la salud anímica de los seres humanos, porque entre sus efectos favorables encontramos la reducción del estrés, ya que disminuyenn la Serotonina, mejorando a su vez la circulación sanguínea.

A este conjunto de ventajas podemos añadir su economía de utilización, ya que  las placas de calefacción por infrarrojos Calor Verde, tienen potencias reducidas (que van desde los 290W la placa más pequeña a los 866W de la más grande, la cual puede llegar a calentar hasta  25 metros cuadrados en zonas con una diferencia de temperatura de hasta 15 grados con el exterior). Estas potencias son entre un 30 y un 50 por ciento menores de las que tienen los radiadores eléctricos o emisores térmicos necesarios para calentar la misma superficie, por lo que en definitiva supone un importante ahorro energético.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de