"Gracias a estas ayudas, que cuentan con un presupuesto superior a los 909.000 euros, se retirarán más de 17.800 toneladas de restos de madera de los montes de la Comunidad Valenciana que se transformarán para producir energía limpia, sin incremento de emisiones de CO2", ha explicado el director general de Medio Natural, Alfredo González.

Además -ha continuado el director general de Medio Natural- gracias a la concesión de estas primas se podrá dar trabajo a alrededor de 1.000 personas durante un mes".

Concretamente se han concedido ayudas a 136 proyectos destinados a aprovechar los residuos de la biomasa forestal de la Comunidad, la mayor parte de ellos en la provincia de Valencia, con un total 105 proyectos, 18 en la de Castellón y 13 en la de Alicante.

Según ha explicado Alfredo González "el objetivo de estas ayudas es fomentar la puesta en valor de la biomasa forestal residual que se generan en los montes de la Comunidad Valenciana, al tiempo que contribuye a la prevención de incendios forestales".

Los datos recogidos en el Inventario de Suelo Forestal de la Comunidad Valenciana demuestran un incremento de la superficie forestal y forestal arbolada con una mayor densidad de las superficies arboladas en las tres provincias lo que propicia la acumulación de restos que constituyen un riego importante de incendios, así como el control de plagas y enfermedades forestales.

"De ahí -ha continuado el director general -la concesión de esta subvención, que contribuirán a crear áreas forestales menos vulnerables a los incendios y con una gestión sostenible de los bosques y además en aquellas zonas públicas o privadas no gestionadas por la Consejería".

Retirada de restos forestales

Concretamente han sido objeto de ayudas la retirada y puesta en valor de la biomasa forestal residual procedente de incendios, de aprovechamientos forestales y de trabajos de mejora de la estructura forestal de las masas arboladas y selvicultura preventiva. Los trabajos de retirada abarcan recogida, empacado o astillado y en su caso apilado.

Todos estos residuos deberán llevarse a las plantas de tratamiento de residuos selvícolas que existen en la Comunidad y que se encuentran autorizadas por la Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.

En sintonía con el PATFOR

Por otro lado, el director general ha querido remarcar que se trata de una subvención que "se ajusta perfectamente al espíritu del nuevo Plan de Acción Territorial Forestal cuyo objetivo fundamental es el de la de dinamizar el sector forestal que representa el 57% del territorio de la Comunidad Valenciana a través de un innovador modelo forestal basado en el incremento de los beneficios que los montes aportan al conjunto de la sociedad".

Uno de los puntos en los que incide el Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunidad Valenciana, es el de incentivar la gestión privada de los terrenos forestales, ya que según ha explicado el director general "el 62% del territorio forestal de nuestra Comunidad corresponde a propietarios privados".

"De ahí, que uno de los principios inspiradores del Plan sea el de otorgar el protagonismo y la responsabilidad de la gestión a los propietarios forestales, tanto privados como municipales, y que ellos puedan obtener a cambio de esta gestión sostenible unos beneficios del monte, algo que se plasma perfectamente en esta orden de ayudas", ha concluido Alfredo González.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de