Este estudio, bajo el acrónimo SOMABAT, trata de producir una batería de litio, utilizando algunos materiales reciclados en su composición y de la que se podrá reutilizar el 50% de su peso.

El proyecto también incluye el estudio del ciclo de vida de la batería, contemplando qué materiales son menos contaminantes a lo largo de toda la vida útil del dispositivo y cómo puede revalorizarse y reutilizarse la totalidad o parte de la batería. Con ello, la huella de CO2 se verá considerablemente reducida.

Además, la batería resultante introduce mejoras respecto a los dispositivos actuales. Al tratarse de una batería de litio, aumenta la seguridad pues no utiliza electrolitos líquidos, que son inflamables. En cuanto al rendimiento, el proyecto pretende desarrollar unos materiales que aumenten la autonomía del vehículo eléctrico.

Proyecto internacional

La primera fase del proyecto SOMABAT ha arrancado en una reunión de lanzamiento mantenida por todos los miembros del consorcio en las instalaciones del ITE. El estudio está financiado por la Comisión Europea y tendrá una duración de 3 años.

El consorcio está integrado por expertos en las diferentes áreas que conforman la batería y pertenecen al sector industrial, científico y tecnológico. La representación española la componen, además del ITE, Cegasa, Atos y el CSIC. También participan científicos de Rumanía, Ucrania, Bélgica y Suiza y empresas de Luxemburgo, Dinamarca, Alemania y Francia.
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de