La compañía Iberdrola fue seleccionada, por segundo año consecutivo, como la mejor eléctrica del mundo por su estrategia para combatir el cambio climático, según el Climate Leadership Index, tras ser declarada la Best in Class de su sector a escala mundial con la máxima puntuación posible (82 puntos).

La inclusión por cuarto año consecutivo en este selectivo índice, en el que sólo figuran las 50 mejores empresas del mundo, responde a la sexta participación de Iberdrola en el proceso de evaluación del Carbon Disclosure Project (CDP.

Este “prestigioso” estudio, que ha contado con la participación de 385 inversores internacionales que gestionan activos valorados en 57 billones de dólares, evalúa diez aspectos clave sobre las iniciativas adoptadas por las compañías de cara a frenar el cambio climático.

Iberdrola ha sido valorada como la mejor “utility” a escala internacional “no sólo por su actual estrategia, uno de cuyos pilares es la defensa del medio ambiente y la apuesta por la sostenibilidad, sino por la adecuada evaluación de los riesgos y oportunidades que se derivan del cambio climático en su actividad, así como por la calidad y efectividad de los planes encaminados a reducir la emisión de gases de efecto invernadero”.

En este sentido, la compañía recordó que se ha convertido en los últimos años en la compañía energética española “pionera en la lucha contra el cambio climático, a través de apoyo al cumplimiento de los objetivos fijados para nuestro país en el Protocolo de Kioto”.

Así, la empresa ha ratificado su posición como “líder mundial” en energías renovables a lo largo de los últimos años, con unos 8.000 megavatios (MW) de potencia instalada al cierre del primer semestre de este año y una cartera de proyectos que suman 54.000 MW y que se desarrollarán en todo el mundo.

Por otro lado, Iberdrola contaba a finales de junio con una capacidad operativa en todo el mundo (España, México, Reino Unido, Estados Unidos y Brasil) mediante centrales de ciclo combinado de gas, con muchas menores emisiones de gases de efecto invernadero que las térmicas tradicionales, de más de 12.700 MW.

Asimismo, un 39 por ciento de la producción de la Compañía ha estado libre de emisiones en todo el mundo y un 66 por ciento en España durante ese periodo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de