Iberdrola aconseja a los particulares para este otoño que hagan un uso eficiente de la caldera y que utilicen en el hogar sólo las luces necesarias.

Estas dos medidas forman parte del proyecto de la empresa “Huella Verde”, que ya ha cerrado su tercera fase y que tiene como objetivo mejorar la concienciación social sobre el problema del cambio climático.

Sobre el uso de la caldera, la eléctrica explica en un comunicado que un mantenimiento adecuado asegura un mejor rendimiento de la energía utilizada y puede mejorar la eficiencia del aparato en un 15%.

En cuanto a la iluminación, asegura que simplemente con evitar el encendido de una bombilla una hora al día se reducen las emisiones de CO2 del hogar en 9 kilogramos.

La empresa también recomienda que se opte por el transporte público y, en concreto, por el tren, ya que las emisiones por pasajero y kilómetro recorrido en este medio de transporte son de aproximadamente 50 gramos, cerca de un tercio inferiores a las del coche.

Iberdrola dice haber reducido las emisiones de dióxido de carbono en más de 3.000 toneladas a través del proyecto “Huella Verde”, al que se han adscrito ya alrededor de 13.000 participantes.

Las emisiones anuales generadas por todos los partícipes en el proyecto a día de hoy ascienden a unas 84.000 toneladas de CO2. El objetivo último del programa es reducir el 8% la emisión de todos los hogares adscritos a la iniciativa.

Para facilitar esta disminución, la compañía ofrece en Internet varios consejos sencillos de seguir y que varían en función de la estación del año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de