Este aumento se debió en gran parte a la proliferación de las granjas de energía eólica en China y de paneles solares en Europa.

Por primera vez, los países en desarrollo registraron un monto mayor de inversiones en energía renovable que las naciones industrializadas.

América Latina fue la segunda región con más recursos destinados a ese sector con un aporte de13.000 millones de dólares, lo que representa un aumento de 39% con respecto a 2009.

A la cabeza de estas inversiones se encuentran Brasil, México, Chile y Argentina, según el informe del PNUMA.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de