El ministro Coordinador de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda insistió en la necesidad de aprovechar los recursos naturales con responsabilidad y convocó a los gremios profesionales a mirar la Amazonía como “un espacio de investigación científica profunda”.

Aseguró que el Estado buscará los fondos necesarios para este objetivo; y consideró que “la intervención de las universidades es clave para generar la sociedad del conocimiento y aprovechar esta oportunidad”.

El Ministerio de Recursos Naturales No Renovables garantizó que el desarrollo del Bloque ITT contará con estrictos controles ambientales, en caso de ser aprobado por la Asamblea Nacional. Su ministro, Pedro Merizalde, indicó que el proyecto costará USD 5.000 millones de dólares y propuso que dentro de las contrataciones de personal “el 95% de administrativos y el 75% de la mano de obra pertenezca a la zona de influencia”. Planteó también la construcción de Centros de Formación para las diferentes áreas técnicas, como se realiza en la Refinería del Pacífico.

Lorena Tapia, ministra de Ambiente ratificó que la vigilancia por el respeto a los derechos de la naturaleza será permanente a través de un equipo multidisciplinario de fiscalización. La funcionaria insistió en la necesidad de que el proceso cuente con veeduría ciudadana nacional e internacional.

Patricio Rivera, ministro Coordinador de la Política Económica, enfatizó que los ingresos por el desarrollo de los campos 31 y 43, en 22 años de vigencia alcanzarán USD 18.292 millones de dólares. Rivera aseguró que con este dinero “los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GADS) de la Amazonía serán los principales beneficiarios por su pre asignaciones adicionales previstas en la Ley 010 y los excedentes petroleros”.

Ecuador Estratégico se mantendrá al frente como la empresa pública encargada de entregar los recursos petroleros transformados en inversión social. “Queremos demostrar las necesidades de la Amazonía y cómo las combatimos”, dijo Ciro Morán, gerente de Ecuador Estratégico al resaltar que, para el 2013, la inversión en obras prioritarias alcanzará los USD 621 millones.

En los últimos 2 años se generó redes de agua y alcantarillado, así como centros de salud, escuelas y comunidades del milenio, con la ejecución de 880 proyectos en 11 provincias donde las actividades extractivas están vigentes desde hace décadas, pero solo hasta hoy generaron beneficios para sus habitantes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de